Brad y Angelina, dos enamorados en motocicleta

La pareja apareció por sorpresa en Vietnam después de una breve visita a Camboya, el país de nacimiento de su hijo Maddox

Como Audrey Hepburn y Gregory Peck recorriendo las calles de Roma en su periplo hacia la libertad, Angelina Jolie y Brad Pitt han buscado la tranquilidad después de la tormenta -mediática, claro- que les ha perseguido durante su estancia en la India para rodar A Mighty Heart. En una motocicleta alquilada Yamaha Nouvo color gris dejaron con los ojos como platos a todos aquellos que les vieron cual pareja de enamorados recorriendo las calles vietnamitas de Ho Chi Minh, él al volante y ella agarrada a su cintura. La pareja llegó a Vietnam el jueves, día en el que se celebraba Acción de Gracias en Estados Unidos, procedente de Camboya en una visita relámpago de turismo y compras. Se alojaron en el hotel Park Hyatt y en su recorrido motorizado pararon a comer en un popular restaurante (antiguo templo reconvertido) y realizaron algunas compras en el tradicional mercado de Ben Thanh.

Rumores de embarazo
Esta aparición repentina en Vietnam se suma a su viaje sorpresa de un día a Camboya mientras todos los ojos se fijan en un posible nuevo embarazo de Angelina, hasta el momento no confirmado. Y es que la actriz ha querido regresar al país en el que nació su hijo mayor, Maddox, y del que ella es ciudadana de pleno derecho. El miércoles Angelina, recorrió en la capital, Phnom Penh, un antiguo campo de concentración del Jemer Rojo, reconvertido en el museo del genocidio Tuol Sleng.

En Camboya, el país en el que nació Maddox
En Camboya, Angelina encabeza un proyecto de conservación de selvas en las zonas de Samlot -donde adquirió una extensa propiedad hace tres años que acondicionó (limpiándola de minas antipersona) con el fin de pasar temporadas allí con Maddox- y Pailin, duramente castigadas por los combates de la guerrilla. Y precisamente hace tres años y por este motivo, Y Chhien, gobernador de Pailin entonces, y ex comandante y guardaespaldas de líder del Jemer Rojo, Pol Pot, invitó a la actriz a visitar el baluarte del grupo maoísta camboyano.

Al parecer esta última visita también ha tenido como objeto solucionar algunos problemas con las sumas de dinero que la estrella ha donado a la causa (1,3 millones de dólares por cinco años según aprobó el gobierno del país en 2003). Según comentaba Trevor Nelson, su asesor filantrópico a la agencia Associated Press en Nueva York el mes pasado "cientos de miles de dólares" para el esfuerzo de conservación donados por la actriz han desaparecido. Todo apunta a la disputa que la actriz mantiene con Mounh Sarath, director de Cambodian Vision en desarrollo, su ex asociado en el proyecto (él ha negado que tenga nada que ver con el dinero desaparecido y comentaba hace unos días que podía justificar todo el dinero que había recibido de Angelina).

Quizá para solucionar este problema, Angelina, que en el país asiático rodó la primera entrega de "Tomb Raider" (algunas escenas se filmaron en el famoso templo Angkor Wat), llegó con su comitiva en un par de helicópteros y conversó brevemente con algunos funcionarios de Pailin antes de salir del país con Brad Pitt en un avión privado con destino a Vietnam.

Más sobre: