Las esperadas imágenes de Gwyneth Paltrow en el anuncio navideño de Freixenet

La actriz y el bailarín Ángel Corrella presentaron en Ámsterdam el spot publicitario

Gwyneth Paltrow y el bailarín Ángel Corrella, la pareja estrella de estas Navidades, presentaron anoche en Ámsterdam el esperado anuncio del cava catalán. En un edificio histórico de la capital holandesa, que data de 1617 y que fue el lugar escogido para la compraventa de la isla de Manhattan, Gwyneth y Ángel nos deleitaron con el spot publicitario, que llegará a nuestras pantallas el próximo 29 de noviembre.

Ángel Corella, procedente de Nueva York donde reside, y Gwyneth Paltrow, de Londres, dejaron a un lado sus compromisos personales para volver a brindar en Holanda por Freixenet. La actriz, volcada en su familia desde el nacimiento de Moses, comentó que había dejado a su marido, el cantante Chris Martin, con el pequeño Moses, de siete meses con fiebre, y Apple, de dos años, en Londres. "A ver si sobreviven", señaló en tono divertido y en un perfecto español. A su vez, señaló que hasta que su hijo no cumpla un año no piensa volver al cine: "Las películas me exigen estar tres meses rodando catorce horas al día, y ahora no es el momento".

El baile del galán y su musa
Gwyneth es la nueva y bella "burbuja" que ha tomado el relevo de Demi Moore, que grabó el anuncio el año pasado junto a Gabino Diego, o de estrellas como Kim Basinger, Penélope Cruz o Liza Minnelli. Con su rubia melena y una colección de vestidos dorados de Versace, Ralph Lauren, José Miró y Max Mara aparece en escena. En el anuncio, Corella es un bailarín cuya inspiración nace del retrato de su musa colgado en su sala de baile. Sin embargo, cada vez que él se acerca al cuadro, ella (Gwyneth Paltrow) desaparece. "Es ese amor ideal que uno busca toda la vida y que al final llega cuando tiene que llegar", señala el bailarín. La historia se repite hasta que finalmente su amada sucumbe a sus encantos y baila con su enamorado, no sin despedirse brindando con una copa de cava y deseándonos a todos felices fiestas.

Durante la presentación la familia Ferrer, propietaria de Freixenet, quiso celebrar el 30º aniversario de la firma, desde que decidieran probar suerte en el mundo publicitario, con una inmensa tarta de cumpleaños para festejar el paso de las 60 estrellas que año tras año nos han felicitado las fiestas de Navidad.

Más sobre: