Angelina Jolie y Brad Pitt buscan la paz, en familia, por las aguas de La India

Tras la polémica suscitada por la actuación de tres de sus guardaespaldas en una escuela de Nueva Delhi

Un mes lleva Angelina Jolie en tierras de la India. Pero no está sola. La familia, al completo, se ha unido a ella en este periplo oriental para el rodaje de A Mighty Heart, una película centrada en la historia de Daniel Pearl, el periodista estadounidense secuestrado y asesinado en Pakistán, en 2002.

Sin embargo, en la tierra de la resistencia pacífica, la popular pareja no ha encontrado exactamente la paz. El revuelo informativo generado por su estancia ha provocado más de un incidente. Y más de dos. El último ha sido el protagonizado por tres de los guardaspaldas de la famosa pareja. Al parecer, y según publica la prensa local, han sido denunciados por los padres de los niños de un colegio, quienes aseguraron que fueron empujados e insultados (con tintes racistas) por ellos.

Pitt se disculpa
Los hechos ocurrieron el día que Angelina Jolie estaba grabando una escena en un seminario islámico, o madrassa, en Mumbai. El recinto permanecía cerrado, ya que desde el inicio del rodaje han sido muchos los paparazzi que han intentado colarse en el set y captar imágenes de la estrella en plena acción. Cuando los padres de los estudiantes quisieron entrar para recoger a sus hijos, los guardaespaldas intervinieron, al parecer de manera muy brusca. Incluso hubo padres que les denunciaron por comentarios racistas del tipo: "Malditos indios".

Brad Pitt ha querido salir al paso de todas estas acusaciones y, según publicó The Times of India, realizó las siguientes declaraciones: "Como equipo de rodaje y como individuos nosotros respetamos todas las religiones y a todos los seres humanos. Estamos muy comprometidos con la tolerancia y los valores humanos... Es impensable que nadie de nuestro equipo haya hecho las cosas que se nos atribuyen. Sin embargo, si se ha producido algún malentendido, nos queremos disculpar por ello".

Tras la nueva tormenta informativa, y una vez liberados los tres guardaspaldas tras pagar una fianza de algo menos de quinientos euros, Brad Pitt y Angelina Jolie decidieron salir de paseo en lancha, acompañados por el pequeño Maddox (cada día más original, en esta ocasión con un gracioso mechón teñido de rubio), y por Zahara.

Más sobre: