Tom Cruise y Katie Holmes ya están casados

La ceremonia, celebrada por el rito cienciólogo, duró apenas media hora

Y por fin se dieron el sí quiero. A las siete de la tarde del sábado, Tom Cruise y Katie Holmes se convertían en marido y mujer dentro de la sala de armas del castillo Odescalchi y frente a un nutrido grupo de invitados que quisieron compartir con la pareja tan emotivo momento. La ceremonia, que fue oficiada por el reverendo del Centro de la Cienciología de Los Ángeles, se desarrolló alrededor de un altar blanco en forma de "T". Aunque mucho se ha hablado sobre la supuesta validez de este rito, la pareja, a través de un comunicado, aseguró que su unión es totalmente legal puesto que antes de partir hacia Italia, se casaron civilmente en Estados Unidos.

Los novios se juraron fidelidad delante de un crucifijo de plata, se intercambiaron los anillos, diseñados por Cartier, según informan en dicho comunicado y, como nota peculiar del rito, Tom entregó a Katie una olla, un gato y un peine, uno de los símbolos específicos de esta iglesia.

Novia tradicional
La novia llegó al altar del brazo de su padre, el abogado Martin Holmes, que, además, ha sido la persona encargada de redactar el contrato prematrimonial. Por parte de Tom Cruise ejerció de padrino su amigo David Miscavige, máximo responsable de la Iglesia de la Cienciología. El papel de madrina honoraria lo desempeñó Nancy Blaylock, hermana de la novia.

El vestido de Katie, diseñado por el modisto italiano Giorgio Armani, al igual que el del resto de la familia, era un modelo en palabra de honor con encaje valenciano y bordado con cristales de Swarovski. El conjunto se acompañaba con un velo de tul en color marfil y zapatos forrados del mismo tono. En lo que al ramo se refiere, éste también fue diseñado por el modisto y las flores predominantes eran los lirios. Por su parte, el actor norteamericano se decantó por un traje oscuro con camisa en color crudo y corbata negra.

A la ceremonia tampoco faltaron los hijos de la pareja. La pequeña Suri, fruto de la unión de los recién casados y que ese mismo día cumplía siete meses, fue una de las protagonistas de la ceremonia y, al igual que sus papás y sus hermanos, Isabella y Connor, los hijos que el actor adoptó con su anterior esposa Nicole Kidman, iba vestida por Armani.

Tras convertirse en marido y mujer, una lluvia de pétalos rojos y blancos cayó sobre la pareja, que se trasladó junto con sus invitados al jardín secreto del castillo, lugar en el que se sirvió un cóctel antes de la cena.

Más sobre: