Tom y Katie organizaron una cena prenupcial para sus invitados

La pareja, con su hija Suri en brazos, paseó por las calles de Roma entre cientos de curiosos

La romana via Borgognona convertida en una alfombra roja digna de Hollywood. Después de tras días de discreción total, Tom Cruise y Katie Holmes salieron de su particular burbuja y pasearon como dos estrellas por la Ciudad Eterna dejándose ver por primera vez de forma abierta desde su llegada el pasado lunes para casarse. "Ha sido un bonito regalo" comentaba uno de los paparazzi que lleva tres días apostillado a las puertas del hotel Hassler en lo alto de al escalinata de la famosa Plaza de España. La boda será el sábado en el Castillo Odescalchi pero la pareja quiso agasajar a sus invitados con una cena en el restaurante ‘Nino’. Tom y Katie aparecieron, de la mano, felices y sonrientes, con la pequeña Suri en brazos. La niña, de siete meses, con los ojos y la boca de su padre pero con rasgos que también recuerdan a su mamá, se convirtió en la reina de la velada. La novia, con un elegante recogido, estaba radiante con pantalones y blusa anudada en la cadera con cuello rígido subido formando ondas y mangas amplias y fruncidas por debajo del codo, todo de Armani -que visitó a la familia Cruise al completo-.

Una improvisada pasarela
Por la improvisada pasarela en la que se convirtieron las calles de la ciudad desfiló la familia de los novios al completo: los hijos mayores de Tom, Isabella y Connor, la madre del actor, Mary Lee, y sus hermanas, así como los padres de la novia, Martin y Kathleeen. Derrochó glamour Jennifer López con favorecedor vestido de corte asimétrico, que llegó con su marido, Marc Anthony, no faltaron a la cita, Brooke Shields (que ahora es amiga del actor después de que el año pasado sostuvieron un agrio debate televisivo sobre el uso de antidepresivos, que la actriz tomó para superar una depresión postparto), con su marido, Chris Henchy, Jada Pinkett, mujer de Will Smith, J.J Abrams, director de Misión Imposible III y Jim Carrey con su novia, Jenny McCarthy.

Nicole Kidman les ha mandado un regalo
Todavía están por llegar un buen número de invitados al enlace hasta un total de quinientos. No estará Penélope Cruz, a pesar de que mantiene con el actor una buena amistad después de su ruptura (según comenta la prensa británica el centro de 120 rosas que llegó estos días al hotel Hassler donde se alojan los novios, fue un presente de la actriz española); ni tampoco Nicole Kidman, que en estos momentos lucha al lado de su marido, Keith Urban para que supere su adicción al alcohol, pero ha mandado un regalo a los novios deseándole a su ex marido y a Katie Holmes "toda una vida de felicidad juntos". No ha trascendido cuál es el presente, pero hace unos días se vio a la actriz adquiriendo un bonito jarrón en una tienda de Los Ángeles.

Suri, la verdadera protagonista de la velada

Más sobre: