Los Beckham ya están en Roma para asistir a la boda de sus amigos Tom y Katie

Tom Cruise y Katie Holmes cuentan con una larga lista de asistentes a su boda, que se celebrará mañana, y algunos de los invitados más esperados ya han hecho su aparición. Si ayer nos centrábamos en la llegada de Jennifer López y Marc Anthony, Jada Pinkett Smith y la sorprendente presencia de Brooke Shields, con quien Tom tuvo un altercado que quedó resuelto sin más dilación, hoy, además de Will Smith, que se ha reunido con su esposa, Jada Pinkett, una de las parejas más glamourosas e ilustres del panorama internacional ha aterrizado en la Ciudad Eterna, David y Victoria Beckham.

El centrocampista del Real Madrid David Beckham y su mujer, Victoria, llegaron esta mañana al aeropuerto de la capital italiana con un atuendo que no paso desapercibido entre los asistentes. El futbolista, que no podrá jugar mañana ante el Racing por una lesión de rodilla, sí asistirá a la fiesta previa al enlace pero deberá regresar a España para seguir desde el banquillo el partido de su equipo. El atractivo deportista, con vaqueros y una chaqueta de lana blanca con dibujos estampados, y su esposa, enfundada en una falda larga ajustada y una camisa blanca a la última, fueron fotografiados nada más aterrizar en el aeropuerto Ciampino de Roma. Desde allí se trasladaron al hotel Hassler, el mismo hotel donde se alojan los novios.

Desde hace meses ambas parejas han estrechado aún más sus lazos de amistad. Katie Holmes, días antes de anunciar su boda, disfrutó de unos días en París con Victoria Beckham. Juntas se pusieron al día de las últimas tendencias de moda en los desfiles de la Semana de la Moda de París, se codearon con los diseñadores más prestigiosos, recorrieron las tiendas más exclusivas de la capital francesa, donde la futura esposa de Tom se dejo en todo momento asesorar por la esposa de David Beckham. La amistad de Victoria y Katie viene por Tom Cruise, gran amigo de los Beckham, y que durante una de sus últimas estancias en España estuvo con ellos en el palco del Santiago Bernabéu. De hecho, entre los seguidores del club blanco figura Connor, el hijo que Tom adoptó durante su matrimonio con Nicole Kidman. El joven, de 11 años, en uno de sus últimos partidos de fútbol llevaba una camiseta del Real Madrid, lo que hizo suponer que, tal y como se dijo, podría ser uno de los alumnos de la Academia de fútbol de David Beckham.

Más sobre: