Tom Cruise y Katie Holmes por fin se dejan ver en Roma

La pareja fue fotografiada con su hija Suri a su llegada al ayuntamiento de la capital italiana

Aunque a estas alturas el mundo entero sabe que se darán el ‘sí quiero’ el próximo sábado en el castillo Odescalchi a orillas del lago de Bracciano, cerca de Roma, poco más se conoce sobre el enlace del año. Y es que, por el momento Tom Cruise y Katie Holmes se han mostrado más que herméticos al respecto intentado que nada se filtre a la prensa Y ese secretismo es que está provocando informaciones contradictorias porque si de un lado se dice que la boda será según el rito de la Iglesia de la Cienciología a la que pertenece el actor y que presuntamente será oficiada por su líder espiritual, David Miscavige, en otro sentido se resalta el carácter católico de la actriz y se comenta que quizá haya en los días previos un rito católico y que de no ser así la ceremonia se oficiará igualmente en la capilla de la fortaleza.

Cena con el alcalde en el Campidoglio
Mientras Roma se blinda por seguridad, el ayuntamiento de Bracciano hace su agosto en noviembre (cobra 100 euros a los medios que quieran inmortalizar la llegada de los novios al castillo, y a mil euros se están alquilando las ventanas del ayuntamiento que se asoman directamente a la entrada) y miles de curiosos se pegan por coger sitio en la primera fila del recorrido que supuestamente seguirá el cortejo nupcial el próximo sábado, Tom y Katie se han dejado ver por primera vez desde su llegada a Italia el pasado lunes. Ambos iban vestidos de cóctel de Armani, (él efectivamente parece que ha engordado unos kilos y ese aumento de peso dicen que ha necesitado de unos retoques de última hora en el traje de Armani que lucirá el sábado) y con la pequeña Suri a la llegada al ayuntamiento de Roma donde cenaron con el primer edil Walter Veltroni. Los novios llegaron al Campidoglio hacia las nueve de la noche en dos Mercedes y acompañados también por los hijos mayores del actor, Isabella y Connor, su hermana y portavoz, Anne Lee Devette, y el padre de Katie Holmes.

Mientras que el centro histórico de la ciudad estará cerrado al tráfico durante estos tres días, la provincia de Roma ha denegado la petición de los futuros esposos de cerrar el espacio aéreo sobre la localidad para evitar las fotos desde lo alto de los "paparazzi". La noche anterior la pareja cenó en un edificio del centro, en la piazza Santissimi Apostoli, a dos pasos de piazza Venezzia, y esa misma mañana al actor se le pudo ver saliendo del lujos hotel Hassler donde se aloja con sus hijos Isabella y Connor.

Más sobre: