¡Hola Oscar, adiós mi amor!

Las actrices ganan la estatuilla dorada, pero sus matrimonios se rompen poco después. En Hollywood se habla ya de la 'maldición del Oscar'

¿Es pura coincidencia o el poder del Oscar va más allá de lo puramente cinematográfico? Y es que en los últimos tiempos parece que la dorada estatuilla es una panacea laboral para las actrices a la par que un revulsivo para su vida matrimonial. Hasta el punto que decir hola al Oscar se ha convertido en sinónimo de pronunciar un ‘adiós amor’. Menos mal que esto que se ha venido llamando ‘la maldición del Oscar’, afortunadamente no ha contagiado a todo el star system y hay quienes pueden presumir de ‘haber sobrevivido’ a su efecto devastador.

Los últimos en sumarse a la extraña lista son Reese Witherspoon y Ryan Phillippe quienes, casados desde hace siete años, anunciaron su separación hace unos días. La actriz última ganadora del Oscar por En la cuerda floja y su marido, padres de dos niños, Ava, de siete años, y Deacon, de tres, se conocieron en la fiesta del 21 cumpleaños de ella y dos años más tarde se reencontraron en el rodaje de Crueles intenciones donde premonitoriamente se enamoraban. Esta es una más de las parejas que han visto el fin de su amor después de que el Oscar llegara a su hogar.

Ahí está ‘la novia de América’. Quién no recuerda a una espectacular Julia Roberts con un fabuloso ‘vintage’ de Valentino subir las escaleras del Shrine Auditorium de Los Ángeles (la ceremonia no se había trasladado aún al teatro Kodak) ayudada por al caballerosa mano de su novio, Benjamin Bratt. Era marzo de 2001 y todo parecía indicar que después de casi cuatro años de amor, la pareja se daría pronto el sí quiero. Pero el éxito de Julia por Erin Brockovich coincidió casi en el tiempo con la ruptura porque tres meses después llegó la separación (él rehizo su vida con Talisa Soto y ella con Daniel Moder, con quien tiene dos hijos mellizos, Phinn y Hazel).

Al año siguiente le tocó el turno a Halle Berry, ganadora por Monster’s Ball en la que fuera la gran noche para los actores afroamericanos (Denzel Washington, venció el galardón por Día de entrenamiento). La actriz acudió a la ceremonia con su marido, el músico Eric Bénet. Meses después, sin haber celebrado aún su tercer aniversario de boda, anunciaban la ruptura después de continúos rumores de crisis. Hoy la actriz ha vuelto a encontrar la felicidad junto al modelo canadiense Gabriel Aubry.

Más sobre: