Brad Pitt preocupado por la salud de Angelina Jolie

Su ex prometida, Gwyneth Paltrow, le apoyó en el estreno de 'Babel', mientras él sigue en la India

La proyección de la película Babel en Nueva York reunió a numerosas celebridades del mundo del cine y de la moda. El director de la película, Alejandro González Iñárritu, así como algunos de los miembros del reparto, como Gael García Bernal o Rinko Kikuchi, estuvieron acompañados por Jane Fonda, Naomi Watts, Ivanka Trump, Helena Christensen o Gwyneth Paltrow, entre otros rostros conocidos. La que fuera novia de Brad Pitt en la década de los noventa apoyó al actor con su presencia en la proyección de Babel. Vestida de negro y con una sonrisa en sus labios, Gwyneth Paltrow acudió al estreno acompañada por la modelo Helena Christensen. Parece ser que la pareja de actores, que estuvo a punto de contraer matrimonio hace diez años, parecen haber solucionado sus diferencias. En verano de 2005 la actriz neoyorquina hablaba por primera vez sobre su dolorosa ruptura con Brad Pitt, con quien mantuvo un noviazgo de dos años y con el que incluso llegó a estar comprometida, aunque finalmente no hubo boda: "Aprendí mi lección a los 24", señalaba.

Hoy, casada con el líder de Coldplay, Chris Martin, y madre de dos hijos, Apple y Moses, la actriz ha dejado atrás su pasado, al igual que Pitt, relacionado sentimentalmente con Angelina Jolie y padre de tres hijos, Maddox, Zahara y Shiloh, e incluso se plantea la idea de que vuelvan a rodar juntos una película. En los años noventa ya compartieron rodaje en Seven y ahora podrían volver a reunirse en Dirty Tricks, un filme sobre el presidente Richard Nixon. Se sabe que Brad Pitt será el productor del filme, aunque aún se desconoce si formará parte del elenco de actores. Sharon Stone, Meryl Streep, Jim Broadbent y Annette Benning sí han confirmado su participación en la película junto a Gwyneth Paltrow.

Los desmayos de Angelina
Brad Pitt, el gran protagonista de Babel, fue la ausencia más destacada de la noche. El actor continúa en La India junto a su familia inmerso en el rodaje de A Mighty Heart, película que su compañía, Plan B, produce y que su novia y madre de sus hijos, Angelina Jolie, protagoniza. Su estancia en el país se prolongará hasta principios de noviembre cuando se prevé que concluya el filme basado en la vida del periodista Daniel Pearl, asesinado en Pakistán en 2002.

Pero no todo son alegrías para la familia Pitt-Jolie. En los últimos días el actor se ha mostrado bastante preocupado por el estado de salud de su novia. A principios de octubre la actriz sufrió el primero de una serie de desmayos que se han ido sucediendo. Uno de ellos se produjo mientras Jolie, que interpreta el personaje de Mariane Pearl, la viuda del periodista estadounidense Daniel Pearl, rodaba una escena en la que lloraba desconsoladamente al enterarse de la muerte de su esposo. Pitt suspendió de inmediato el rodaje para que Jolie descansara y pudiera recuperarse lo antes posible. Fuentes cercanas a la pareja señalan que el intenso calor de La India podría haber sido uno de los motivos de su continuos desvanecimientos, aunque del mismo modo señalan que se encuentra extremadamente delgada tras el nacimiento de su hija Shiloh.

Para liberar tensiones Angelina abandonó la ciudad de Pune para acompañar a Brad al rodaje de un anuncio publicitario de un producto japonés en la 'Ciudad Rosa' de Jaipur. Allí la familia celebró el Diwali, año nuevo hindú, fueron recibidos por la nobleza de la ciudad y visitaron la joyería Gems & Art Pla, en la que la actriz se entretuvo comprando algunas joyas típicas del país antes de su regreso, el pasado lunes, a Pune para proseguir el rodaje de la película.

Más sobre: