Gwyneth Paltrow ya está en España. La actriz aterrizó anoche en el aeropuerto de El Prat de Barcelona con su hijo, Moses, de seis meses. Bajo unas oscuras gafas de sol, sin mediar palabra y escoltada por un numeroso equipo de guardaespaldas, la protagonista de Infamous llegó a la Ciudad Condal para rodar el tradicional anuncio navideño de Freixenet. Como ya anunciamos hace algunas semanas, la ganadora de un Oscar por Shakespeare enamorado asomará su bello rostro a la pequeña pantalla estas Navidades para despedir el año 2006 brindando con los españoles. Un spot en el que aparecerá junto al bailarín español, Ángel Corella, y cuyo rodaje tendrá lugar hoy a las órdenes de Leopoldo Pomés.

Paltrow, que esta vez ha viajado sin su marido, Chris Martin, y sin su hija, Apple, de dos años, permanecerá en Barcelona tan sólo 48 horas, un viaje relámpago en el que desconocemos si la familia española de Gwyneth, con la que estuvo viviendo en Talavera de la Reina durante un programa de intercambio estudiantil cuando tenía quince años, podrá conocer al pequeño Moses, tal y como tenía previsto la actriz.

30 años de burbujas Freixenet
Gwyneth será la nueva y bella "burbuja" que tomará el relevo de Demi Moore, que grabó el anuncio el año pasado junto a Gabino Diego, o de estrellas como Kim Basinger, Penélope Cruz o Liza Minnelli. Estas Navidades se celebrará una fecha muy especial para la familia Ferrer, propietaria de Freixenet, ya que se cumple el 30º aniversario desde que la firma decidiera probar suerte en el mundo publicitario con una apuesta por el espectáculo para promocionar el cava.

Más sobre

Regístrate para comentar