Mónica Bellucci llena de sensualidad la alfombra roja de 'La Festa'

Tras la inauguración a cargo de la bella australiana Nicole Kidman del nuevo Festival de Cine de Roma, que pasará a ser conocido más popularmente como La Festa, el rostro que acaparó más flashes y que se convirtió en la estrella de la segunda velada del Festival fue la actriz italiana Mónica Bellucci.

Mónica llegó al Auditorio de Roma, sede principal del evento, con un espectacular vestido de cola rojo con escote palabra de honor y luciendo una gran melena lisa. Bellucci acudió al Festival para presentar su última película N-Napoleón, del italiano Paolo Vinzi y que fue presentada, entre aplausos y ovaciones, en la sección Premiere fuera de concurso.

La película, basada en la novela homónima del escritor italiano Ernesto Ferrero, cuenta la historia de un joven maestro de escuela, interpretado por Elio Germano que habita en la isla de Elba, a la que fue exiliado Napoleón, papel interpretado por el actor francés Daniel Auteuil, que no pudo acudir al estreno por el fallecimiento de su madre. En la ficcion, el joven maestro, que siente un odio enorme por el emperador, por haber ahogado los ideales de la Revolución Francesa en favor de sus ideales personales, aprovechará la estancia de éste en la isla para intentar asesinarlo. Mónica Bellucci, que está vez no es protagonista, interpreta a una madura e histérica baronesa llamada Emilia, amante del joven maestro. La actriz italiana manifestó estar muy contenta con su papel en el filme, ya que da vida a una mujer muy sensual y algo alocada: "Me inspiré en Stefania Sandrelli ( actriz italiana) y su sensualidad llena de inocencia", señaló la actriz.

Bellucci no será la viuda de Gandhi
Mónica, que se ganó todos los suspiros masculinos congregados en el Festival de la Cine de la Ciudad Eterna, tenía entre sus próximos proyectos el de interpretar una película sobre la vida de Sonia Gandhi, filme que no podrá llevarse a cabo, según publicó el diario The Times of India, debido a las dificultades que deberían afrontar los implicados en el proyecto. Y es que está película desencadenó una gran polémica desde el momento en que se conocieron los detalles de la producción, lo que provocó que el Partido del Congreso, que preside Sonia Gandhi, anuncira su intención de demandar al director de la película si el rodaje se llevaba a cabo. Según los medios indios, todo parece estar solucionado ya que Bellucci mantuvo una entrevista privada con Sonia, para comunicarle la decisión del equipo de abandonar el proyecto.

Más sobre: