Inaugurar un festival siempre es motivo de orgullo pero, si además, es la primera edición, ese orgullo se convierte en algo casi histórico. Así es como se debe sentir Nicole Kidman, que ha sido la encargada de inaugurar el primer Festival de Cine de Roma, que se dará a conocer mundialmente como La Festa. La australiana se trasladó hasta la Ciudad Eterna para presentar Fur: An Imaginary Portrait of Diane Arbus, del director Steven Shainberg, una película en la que interpreta a la fotógrafa estadounidense Diane Arbus, una mujer de fuerte personalidad que acabó suicidándose. Y es que, Nicole Kidman ha encontrado en este tipo de personajes atormentados, su mejor filón para demostrar que es una gran actriz.

Este nuevo festival pretende hacerse un hueco en el sobrecargado circuito cinematográfico y, para ello, cuenta con una inversión inicial de diez millones de euros y una gran cantidad de rostros internacionales para que la alfombra roja no deje de brillar con los disparos de innumerables flashes. De hecho, además de la australiana, también se han dejado ver o pasarán en los próximos días, actores como Monica Bellucci, Richard Gere que presentará The Hoax (El engaño), Robert De Niro quien, además, ha llegado a un acuerdo de colaboración para hermanar La Festa con su Festival de Cine de Tribecca de Nueva York, del que es uno de los máximos responsables.

Connery, envejece como el buen vino
Uno de los premios que brillarán con luz propia en esta nueva muestra cinematográfica será el Marco Aurelio de oro, una estatuilla ecuestre diseñada por Bulgari y que premiará a toda una vida dedicada al cine. En esta primera edición el galardón ha recaído en el veterano Sean Connery que, a sus 76 años, sigue siendo uno de los mejores exponentes de saber estar y estilo delante de una pantalla. Además de recibir el galardón, el Festival ha dedicado su primera gran retrospectiva a la figura del actor escocés.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más