Raquel Meroño, a punto de dar a luz a sus gemelas

Se dice que la cara es el espejo del alma, y, a juzgar por la de Raquel Meroño, que es toda luz, la actriz debe estar llena de felicidad. Su sonrisa refleja serenidad y alegría, por partida doble, ya que esta belleza de 32 años se encuentra en la recta final de un embarazo de gemelas. Raquel, en una amplia entrevista para la revista ¡HOLA!, cuenta las preocupaciones, inquietudes y responsabilidades que lleva consigo este "doble" embarazo, que ya se encuentra en sus últimos meses. Aunque la presentadora y actriz afirma que se siente fenomenal, los médicos le han advertido que el parto puede adelantarse en cualquier momento, por lo que ya tiene preparada la canastilla para salir corriendo al hospital en cualquier momento.

Un "shock" lleno de ventajas
Raquel, que comparte su vida desde hace dos años con Santi, un empresario ajeno al mundo del espectáculo, confiesa que este "viaje" que han emprendido juntos está siendo algo precioso, pero destaca: "Lo mejor de mi embarazo está siendo el padre de las niñas. Es impresionante el nivel de comprensión y de entrega que está demostrando". A su vez, la bella actriz nos cuenta que no fue fácil afrontar la noticia de que esperaba dos bebés, pero poco a poco, han ido cambiando sus perspectivas: "Cuando nos dijeron que eran gemelas fue un "shock", y ahora no hacemos más que encontrarle ventajas". Pero la realidad es que su vida va a dar el cambio más importante dentro de unos meses, cuando tenga entre los brazos a sus dos pequeñas, y para ello, tanto Raquel como su pareja han tenido que replantear toda su vida: casa nueva, coche nuevo, cuerpo nuevo... y poner una gran dosis de ilusión y valentía.

Respecto a su vida profesional, Raquel Meroño ha vivido deprisa. Desde que interpretara a aquella joven "compuesta y sin novio" en la película de Juanma Bajo Ulloa, Airbag, hasta su consagración como actriz en la serie Con dos tacones, han pasado años, alegrías y sin sabores en la vida de Raquel, pero, echando la vista atrás, afirma: "Creo que no me he equivocado". Después de que la serie en la que participaba no siguiese adelante, la actriz prefirió no adentrarse en nuevos proyectos y pasar un embarazo rodeada de los suyos, disfrutándolo con todos los cuidados y la calma necesarios. Actualmente está viviendo una etapa bella donde las haya, y no piensa ni siquiera en las ofertas que recibirá más adelante: "Lo que está claro es que me apetecerá estar un tiempo en casita con los bebés".

Más sobre: