La Concha de Oro de San Sebastián a repartir entre dos

En la edición 54 del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, la codiciada Concha de Oro ha galardonado a dos filmes salomónicamente, lo que en estos casos se llama ex aequo. Las dos películas premiadas por el jurado oficial, cuya presidenta es la actriz francesa Jeanne Moreau, han sido la francesa Mon fils à moi del director Martial Fougeron y la kurdo-iraní Half Moon del cineasta Bahman Ghodabi, premiado hace ya dos años en San Sebastián por su curioso filme Las tortugas también vuelan.

En lo que respecta a mejores interpretaciones, la Concha de Plata a mejor intérprete masculino fue para el tenaz Juan Diego que pese a sus muchos años de carrera sigue siendo una fuente de sorpresas interpretativas. En esta ocasión el galardón se lo ha llevado por su interpretación como padre de otro Juan Diego, aunque en este caso se le añade el Botto, en la cinta española Vete de mi. La Concha de Plata femenina fue para la francesa Nathalie Baye, protagonista de la ganadora Mon fils à moi en la que interpreta a una madre posesiva y neurótica que le hace la vida imposible a su hijo.

En el apartado de mejor director, el galardón recayó en el norteamericano Tom DiCillo que acudió a la capital donostiarra con Delirius, una cinta protagonizada por Steve Buscemi. Finalmente, el Gran Premio del Jurado recayó en El Camino de San Diego del argentino Carlos Sorín, en la que cuenta la historia de peregrinaje de un forofo de Maradona.

Más sobre: