Seguramente sean una de las parejas o la pareja más conocida de este planeta que llamamos Tierra. Y, la verdad, no es que se prodiguen demasiado en actos públicos y fiestas. Por eso, en el momento que la pareja sale junta, se forma un revuelo de flashes y paparazzis. Este poder mediático es una gran publicidad para cualquiera que invite a los señores Pitt-Jolie a una fiesta y por eso no deja de ser llamativo lo que les ocurrió al asistir a la exposición de un artista llamado Bansky en Los Ángeles.

Angelina Jolie y Brad Pitt llegaron llenos de glamour en su todo terreno y, cuando se disponían a acceder a la muestra artística, hubo un "problemilla" ya que la persona encargada de la lista de puerta no los encontraba en ella. Y la pregunta es... ¿realmente la entrada era tan exclusiva que ni a los mismísimos señores Pitt-Jolie les dejaban acceder al evento si no estaban en la ya famosa lista o a la pobre mujer de las acreditaciones le dio un golpe de ceguera y no era consciente de quien tenía delante?. Finalmente el equívoco duró un par de minutos y se subsanó rápidamente. La pareja pasó alrededor de una hora y media en la exposición, una muestra en la que, según ha trascendido, había un elefante vivo y pintado como parte de la propia instalación.

Pero por este pequeño equívoco no es por lo único que se habla del actor estos días. Acaba de ser portada de la revista Esquire y, en la entrevista no duda en afirmar que siente a sus "hijos adoptados tan de su sangre como a la niña biológica que acaba de nacer. Y yo soy suyo", añadiendo que "no puedo vivir sin ellos". En cuanto a su relación con Angelina y sus supuestos planes de boda, el protagonista de Leyendas de pasión ha asegurado que ambos consideran que no se casarán hasta que en su país todo el mundo tenga el mismo derecho a hacerlo.

Más sobre

Regístrate para comentar