Tom y Katie, felices y enamorados papás tras haber mostrado a Suri

Más felices, enamorados, y relajados que nunca después de haber demostrado a los más incrédulos que su hija Suri es real y además un precioso bebé, posando en la portada de la revista "Vanity Fair", Tom Cruise y su prometida, Katie Holmes, acudieron a un partido de fútbol en el que jugaba Isabella, de catorce años, la hija del actor adoptada durante su matrimonio con Nicole Kidman. La pareja, que había dejado al bebé en casa, no dejó de prodigarse muestras de cariño, eso sí, sin perder ni un ápice de lo que sucedía en el césped. Una vez finalizado el encuentro, Tom y Katie felicitaron a Isabella por su buen hacer en el campo-. Ahora sólo queda que la pareja, siguiendo los pasos de la ex mujer del actor, que se casó el pasado junio con Keith Urban, se decida a formalizar su relación dándose el esperado ‘sí quiero’.

En la entrevista que acompaña a las veintidós páginas del reportaje de Vanity Fair, Katie se explaya a gusto contra los rumores que ha rodeado a su familia en los últimos meses. "Ha sido desgarrador" dice, ver lo que la prensa comenta y añade que se ha sentido "devorada" por los comentarios pero ha mantenido el tipo porque "este es mi futuro. Esta es mi familia y yo cuido de ellos". Y asegura que no entiende como se puede dar la vuelta a las cosas y retorcerlas tanto cuando Tom Cruise es un hombre tan bueno.

"Nosotros solo queremos vivir siendo una familia", añade Tom haciendo alusión a la ‘no aparición’ de Suri antes: "Estábamos haciendo nuestras propias fotos y planeábamos enseñarlas en el momento adecuado. Pero entonces, toda la locura comenzó". "¿Dónde está Suri? Empezó la controversia. Tom y yo nos miramos el uno al otro y dijimos ¿qué pasa? Nosotros no intentábamos esconder nada" señala Katie.

Más sobre: