La elegancia de las invitadas a la ceremonia de los premios Emmy

Las bellas aspirantes a los premios Emmy de la televisión desplegaron su belleza y elegancia sobre la alfombra roja del Shrine Auditórium de Los Ángeles. Largas horas de peluquería y maquillaje, relajantes sesiones de belleza y spa, manicura e incluso masajes en las clínicas más exclusivas de Beverly Hills fueron algunos de los factores indispensables para brillar con luz propia en la gran fiesta de la televisión americana. Las estrellas compitieron en belleza y en esta ocasión se decantaron por lucir amplios escotes y la espalda al descubierto de la mano de diseñadores como Vera Wang, Armani, Dior y Carolina Herrera, entre otros.

La actriz Ellen Pompeo, protagonista de la serie favorita de la velada, Anatomia de Grey, vestida con un diseño de terciopelo y raso azul, de John Galiano para Christian Dior, fue la primera presentadora de la gala de televisión. Pompeo tuvo el honor de entregar el premio a la Mejor Actriz de Drama a Mariska Hargitay, que lució sobre el escenario un vestido de encaje diseñado por Carolina Herrera. La actriz se encuentra en proceso de recuperación tras haber dado a luz a su hijo hace escasas ocho semanas. Otra de las bellas actrices de Anatomia de Grey, Katherine Heigl, eligió un traje de Escada en color crudo para esta noche de cine.

Kyra Sedgwick, favorita en la categoría de mejor actriz en serie dramática por su trabajo en The Closer, llegó acompañada de su esposo, el también actor Kevin Bacon, engalanada con un traje de gasa y cola gris metálico de Giorgio Armani. Evangeline Lilly, interprete de Perdidos, serie ganadora como mejor drama el año 2005, acudió a la ceremonia con un traje color púrpura de Versace que dejaba los hombros al descubierto. Y por último, Debra Messing, de Will & Grace, deslumbró con un diseño de Alberta Ferretti de escote palabra de honor en color blanco. Eva Longoria y Helen Mirren fueron otras de las actrices que se decantaron por este color para sus vestidos.

Las modelos Tyra Banks y Heidi Klum, ahora también presentadoras de televisión, desplegaron su belleza y elegancia sobre la alfombra roja. Por un lado Banks lució un espectacular traje negro de encaje hecho a mano de George Chakra con la espalda al descubierto y valorado en 50.000 dólares. La modelo afro-americana viajó expresamente a París para asistir a la prueba del vestido, al que para la ocasión adornó con joyas de Chopard de un valor de 3.5 millones de dólares. La top model alemana Heidi Klum, en la recta final del embarazo de su tercer hijo, optó por llevar un vestido en color rojo con el hombro al descubierto, diseñado por Michael Kors, que dejaba entrever su avanzado estado de gestación.

Más sobre: