Charlize Theron disfruta de las playas de Malibú

Charlize Theron tiene tiempo para todo: para interpretar con éxito (el Oscar por Monster y la nominación por Tierra de hombres son su mejor aval), para producir (un documental, East of Habana, y una película, Ice at the Bottom of the World) y para disfrutar de la naturaleza en compañía de su jauría de perros.

Parece que la bella actriz surafricana está hecha de otra pasta, porque no influye en su belleza la ajetreada agenda profesional con la que, desde que ganó el Oscar en 2004, ha de bregar. Y por si la interpretación fuera poco, y el amor no la robara tiempo, Charlize Theron no quiere que su paso por Hollywood se recuerde sólo por su fuerza ante el celuloíde. Y trabaja detrás de las cámaras, como empresaria. Para eso ha montado su propia productora: Denver and Delilah Films. Y así, con esta presencia invisible pero tan necearia, aprovecha su éxito para ayudar a quienes aún tienen sueños en esta fábrica de sueños que es Hollywood. ¿Y quién más cercano que su novio, Stuart Townsend?

Dirigida por su novio
Precisamente, Charlize Theron, en calidad de productora y de actriz, ha dado sí a su novio. Pero no, por el momento, ante el altar, sino ante el mismo Hollywood. Por eso, ha aceptado protagonizar la ópera prima de Stuart Townsend como director, Batalla en Seattle, una película basada en los disturbios ocurridos en esta ciudad, allá por 1999. Mientras toda la maquinaria se pone en marcha, y con más proyectos en el bolsillo, Charlize Theron aún tiene tiempo de pasear por las playas de Malibú; eso sí, bien camuflada, con gorra y gafas de sol. Pero la perfección de su silueta, no hay quien la oculte. Ni su belleza.

Más sobre: