Angelina y Brad, primera y polémica salida nocturna tras el nacimiento de Shiloh

Rumores de crisis
El deseo de Brad Pitt de ir reincorporándose poco a poco a la rutina de Hollywood, y las pocas ganas de Angie, como la llaman sus allegados, de ser partícipe de ella, fueron el detonante de los rumores sobre la supuesta crisis de la pareja. Según se decía, Angelina desea que sus hijos crezcan fuera de la burbuja de la meca del cine y conozcan mejor África (recordemos que las dos niñas nacieron en ese continente): "Voy a volver con ellos a África, no quiero compartir mi tiempo con el trabajo y con mis hijos, voy a dedicar todo mi tiempo a ser madre, aunque sea lejos de Brad", comentan los tabloides que dijo la actriz. Un amigo de la pareja afirmó al 'Sunday Express' que "si Brad quiere seguir cerca de su familia va a tener que aprender a ser cuidadoso en el trato con Angie. Ella quiere que sus hijos crezcan como 'ciudadanos del mundo', hablando muchos idiomas y con altas perspectivas en la vida". Además, recalcó que "ella odia la idea de que su hijos pueda crecer en el mundo de Hollywood en el que ser un mocoso al que le den todo en el plato y no tenga que luchar por nada".

Y a esto habría añadir la presunta depresión postparto de Angelina, los presuntos celos que siente ahora que Brad está otra vez trabajando y, valga la reiteración, la presunción de que ambos duermen en habitaciones separadas para que el actor pueda descansar aunque la pequeña Shiloh llore por las noches (sinceramente, viendo a Brad Pitt con su hija en las fotografías que publicó la revista ¡HOLA! en exclusiva nos imaginamos al actor corriendo a la cuna de su niña en cuanto ella emite un mínimo sonido). La prensa sensacionalista, insiste-con la misma presunción- en que la gota que ha colmado el vaso ha sido la ruptura por parte del actor de un acuerdo al que había llegado con su novia: y es que, aseguran, Brad se había comprometido a tomarse un año sabático para cuidar y disfrutar no sólo de la recién nacida, sino de los hijos adoptivos de ambos, Maddox y Zahara.

Más sobre: