Pamela Anderson y Kid Rock: tercer 'sí quiero' en Nashville

Ya van tres, y no la vencida. Y es que, la excepción marca la regla, porque habrá una cuarta. Pamela Anderson y Kid Rock se han dado otras vez el ‘sí quiero’ en un nuevo escenario, Nashville, la cuna del country, entre rumores de que la actriz podría estar embarazada. El enlace, oficiado por un juez de paz John Brown , tuvo lugar poco antes de la medianoche en el local de actuaciones Tootsie's Orchid Lounge. El público se quedó de piedra cuando el cantante que estaba sobre el escenario, Dustin Wilkes, anunció por el micrófono "no os vais a creer lo que está a punto de suceder. Kid Rock y Pamela Anderson se van a casar en el escenario". La que se armó es fácil de imaginar. La pareja se mantuvo fiel a su estilo, ya visto en su primera boda en Saint Tropez: la ex vigilante de la playa llevaba un mini vestido blanco y su marido una camiseta de tirantes.

"Intercambiaron los votos tradicionales y cuando llegó el momento del sí quiero, Kid respondió : "¡desgraciadamente sí" y ella soltó una carcajada" ha comentado la representante del músico, Kirt Webster. Y entonces, Kid Rock, que tiene una propiedad en la zona, interpretó una versión de la canción 'Some Kind of Wonderful. para su ‘triple’ esposa. "Están absolutamente enamorados, son una pareja feliz. Es impresionante ver que dos personas se aman tanto que quieren estar todo el tiempo juntos", añade la publicista.

Pamela Anderson, de 39 años, y Kid Rock, de 35 (su nombre real es Bob Ritchie) comenzaron su particular carrera nupcial el pasado 29 de julio a bordo de un yate en aguas de la Costa Azul. Días después ratificaron la boda en los juzgados de Detroit, lugar de nacimiento del músico, y ahora le ha tocado el turno a Nashville, ciudad en la que, por cierto, residen Nicole Kidman y su marido, Keith Urban.

Más sobre: