Penélope Cruz: 'Sólo podré seguir con este tren de vida hasta que tenga una familia'

La actriz presentó ayer en Madrid su última película, ‘Bandidas’, que protagoniza junto a su amiga Salma Hayek. Penélope Cruz lució para la ocasión un vestido blanco de Oscar de la Renta, que le daba un aspecto inocente, todo lo contrario al papel que interpreta en su último filme, donde ella y la actriz mexicana encarnan a dos mujeres que atracan bancos para ayudar a los pobres, al más puro estilo Robin Hood. Penélope comentó que ella también ha sido "mala": "Una vez, con cinco años, robé unos adornos de Navidad en una tienda y aún lo recuerdo, porque me hizo sentir culpable".

Penélope y Salma, dos bellezas latinas de la meca del cine, tenían muchas ganas de trabajar juntas y le propusieron a Luc Besson llevar a cabo este proyecto. "Estábamos desesperadas por trabajar juntas, así que le contamos la idea a Luc y él se lo propuso a los directores noruegos Espen Snadberg y Joachim Roenning". El resultado ha sido una mezcla entre comedia y western ambientada en el México de 1880. Y la fórmula funcionó, pues es el rodaje en el que más ha disfrutado la actriz madrileña, que afirmó: "Fue una aventura diaria y casi todas las escenas de caballos las rodamos nosotras. Grabábamos en una zona salvaje y cada vez que queríamos ir al baño tenían que llevarnos en helicóptero".

'Necesito unas vacaciones’
La actriz española, que no se da un respiro, acaba de terminar el rodaje de Manolete y ahora viaja a Londres con Pedro Almodóvar a la presentación británica de Volver. "He estado sólo cuatro días de vacaciones y necesito más. Llevo años sin parar un instante, pero no puedo quejarme porque es el ritmo de trabajo que yo he elegido". Hace siete años que cruzó el charco para instalarse en Hollywood y no se arrepiente de haber tomado esa decisión. "Es muy difícil mantener allí la continuidad de la carrera, pero lo estoy logrando gracias a los personajes que he interpretado y a las oportunidades que me han dado. Al principio no fue fácil, pero en los ‘castings’, donde se pasa mucha tensión y mucho miedo, he aprendido mucho, y no lo cambiaría por nada".

A Penélope le gustaría tomarse unas vacaciones hasta 2007, y es consciente de que no siempre podrá llevar este ritmo de trabajo, "sólo podré seguir con este tren de vida hasta que tenga una familia". La protagonista de Volver, también expresó su deseo de ser madre en un futuro: "No sé si me casaré, porque no sé si creo en el matrimonio. No pienso demasiado en ese tema. Pero me encantan los niños, y creo en la familia".

Más sobre: