Mira Sorvino y su marido Chris Backus nos presentan a Johnny, su segundo hijo

Radiante de felicidad, con la cara recién lavada y el cabello suelto, Mira Sorvino, la famosa actriz de Hollywood que ganó un Oscar en 1995 por su magnífica interpretación en Poderosa Afrodita, de Woody Allen, nos recibe en su hogar de Malibú junto a su marido, el también actor Chris Backus, para presentarnos a su segundo hijo, un precioso bebé que vino al mundo el 26 del pasado junio en el hospital Cedars Sinaí, de Beverly Hills, y al que han puesto el nombre de Johnny.

"Estamos encantados con él. Ha nacido muy sano y es un niño muy bueno", dice la actriz mientras le acuna en sus brazos. Al lado, comtemplando la feliz escena maternal, están Chris y Mattea Angel, la niña que tuvieron hace año y medio y que ha aceptado encantada la llegada de su hermanito. Este es, como decíamos, el segundo hijo de la pareja, que contrajo matrimonio en junio de 2004 en dos románticas ceremonias: la primera, una boda civil en Santa Mónica, California, y posteriormente otra religiosa en la isla italiana de Capri. Mira Sorvino tiene actualmente treinta y ocho años y su marido, veinticuatro. Anteriormente, la actriz había tenido una relación sentimental con Quentin Tarantino y tras su ruptura inició otra con Olivier Martínez. Mira Sorvino no ha ocultado nunca el hecho de que para ella la familia es lo primero. "Mi carrera es sólo una parte de mi vida —afirma— y creo que amar a las personas y preocuparse por ellas es lo realmente esencial. Siempre he dicho que quiero tener hijos y verlos crecer".

Más sobre: