Hilary Swank revela la verdadera razón de su divorcio

Lo de Hilary Swank y Chad Lowe (hermano de Rob Lowe) ha sido una historia de amor con triste final... por el momento. Se conocieron cuando la actriz apenas contaba dieciocho años. Se casaron en 1997, anunciaron su separación a principios de 2006 y en mayo de este mismo año el divorcio era un hecho consumado. La oscarizada actriz (dos estatuillas en su haber por Boys don't Cry y Million Dollar Baby) se negó a realizar declaraciones o a exponer un porqué a un desamor que no dejó indiferente en Hollywood; porque, hasta ese momento, Hilary y Chad habían simbolizado el paradigma de pareja unida que permanecen juntos contra viento y marea.

Secretos de familia
A pesar de los meses transcurridos desde la separación, la actriz se confiesa, en una entrevista concedida a Vanity Fair, incapaz de iniciar una nueva relación: "No puedo imaginarme saliendo y tratando de encontrar a alguien. Me parece terrorífico. He estado con Chad desde que tenía 18 años". Pero entre esta maraña de confesiones, hay una que ha sorprendido especialmente. La actriz aseguró que la separación de su marido se debió, en buena parte, "a los problemas de abuso de sustancias de él".

Asimismo, Hilary Swank confesó que desconocía la adicción de su hasta entonces esposo: "Cuando me enteré fue tal la sorpresa... Nunca pensé que él me guardara secretos". Ahora, y tras unos meses separados, la actriz no ha tenido reparos en asegurar que Chad Lowe "ahora está sobrio. Sé lo difícil que es y me siento orgullosa de su sobriedad". Sólo el tiempo dirá si él, una vez superados sus problemas de adicción, se reencuentra con ella y siguen formando la pareja que tantas envidias despertó por su constancia... y amor. Porque, cuando a Hilary Swank le dieron su segundo Oscar por la maravillosa película de Clint Eastwood Million Dollar Baby, se lo agradeció con especial ternura a Chad Lowe. Y hay cosas que no se olvidan...

Más sobre: