Una vez de vuelta a casa, Angelina Jolie y Brad Pitt se las ingenian para hacer los planes más agradables, en compañía de "su prole" (Maddox, Zahara y Shiloh) y de sus amigos. En esta ocasión, la pareja más mimada y perseguida de Hollywood disfrutó de un día de campo, en la finca que poseen en Santa Bárbara, acompañados por sus amigos, Gavin Rossdale y la cantante Gwen Stefani. La novedad del encuentro la trajo el hecho de que dos de los bebés más famosos del momento (Shiloh Nouvel Jolie-Pitt y Kingston Rossdale) se "presentaron oficialmente", ante las atentas miradas de sus progenitores.

Maddox, un 'hombrecito' de acción
Con un largo fin de semana, el del 4 de Julio, día que se conmemora la Independencia de Estados Unidos, la familia Jolie-Pitt multiplicó la seguridad de su finca, porque el día se prometía interesante. Hubo de todo: confidencias entre dos madres con bebés de apenas meses, las que intercambiaron Gwen Stefani y Angelina Jolie; deportes de riesgo protagonizados por Gavin Rossdale y Brad Pitt, que incluyeron en su repertorio hasta esquí acuático a gran velocidad; y una espectacular carrera en quad, en la que Maddox y Brad parecían sacados de un rodaje de una película de pura acción. De lo que no cabe ninguna duda, desde los primeros momentos de la relación de Brad Pitt y Angelina Jolie, es que el actor siente a Maddox como hijo propio. ¿Su ojito derecho?

Más sobre

Regístrate para comentar