Las curiosidades de la boda de cuento de hadas de Nicole Kidman y Keith Urban

  • La ceremonia, oficiada por el sacerdote jesuita Paul Coleman, amigo de toda la vida de la familia Kidman, fue de carácter tradicional y estuvo inspirada por la longevidad de los matrimonios de los respectivos padres de los contrayentes, casados ambos hace más de cuarenta años.


  • A las 6.25 en punto de la tarde (hora local), las campanas de la histórica Capilla Memorial del Cardenal Cerretti, situada sobre un idílico arrecife en Manly, un lujoso barrio costero de la ciudad, repicaron durante cinco minutos —hubo más de cien toques-— anunciando que las dos superestrellas australianas ya eran marido y mujer.


  • El cantante le regaló a su ya mujer un incunable literario: la primera edición de la obra de Emily Bronte "Cumbres borrascosas", que adquirió en una subasta de Sothebby’s por 200.000 dólares.


  • El marido de Antonia Kidman, el empresario australiano Angus Hawley, se encargó de elegir el lugar donde se celebraría la boda, y su compañía de organización de eventos se ocupó de la impresionante recepción que siguió a la ceremonia en la carpa que fue levantada para la ocasión. Y el realizador Baz Luhrmann, que dirigió a Nicole en "Moulin Rouge" y en el anuncio para la campaña de Chanel N° 5, se encargó tanto del vídeo como de conseguir el ambiente al estilo Romeo y Julieta de la carpa.

  • Cinco espectaculares lámparas de cristales de colores colgaban del techo, decorado con motivos árabes, los mismos que podían verse en las copas. Más de 150.000 rosas —se dice que el presupuesto en flores sobrepasó los 275.000 euros— adornaban las mesas de los invitados.

  • Como entradas, ensalada o raviolis; roast beef o salmón de Tasmania como segundo y un dulce elaborado con frambuesas —la receta original era con fresas, pero la actriz es alérgica a esta fruta, por lo que se adaptó para la ocasión— y mascarpone. Aunque el colegio de San Patricio actualmente forma a camareros y "chefs", los Kidman se decantaron por traer un servicio de "catering" externo coordinado por Justin Hemmes, íntimo amigo de la pareja y propietario del Hemmesphere, el local de moda en el que Keith celebró su despedida de soltero.

  • Y como en toda boda, no podía faltar la tarta nupcial, una obra maestra de la pastelería Sweet Art, famosa en Sydney por sus originales creaciones.


  • La velada estuvo llena de sorpresas. Una de ellas fue cuando el ex componente del grupo "Crowded House" Neil Fin hizo su aparición para interpretar el tema "Fall At Your Feet" (que en inglés significa algo así como "rendido a tus pies"). La segunda llegó cuando el mismísimo Keith, micrófono en mano, le cantó a su radiante mujer el tema "Making Memories Of Us", la que, al parecer, ha sido "su canción" durante sus meses de noviazgo.

    Más sobre: