Johnny Depp, las nuevas tribulaciones de un 'pirata en el Caribe'

Una alfombra roja desplegada por las fantasiosas avenidas de Disneylandia (California). Cientos de niños, y no tan niños, ansiosos por ver desfilar sobre la alfombra roja a sus héroes; y de entre ellos, al valiente Jack Sparrow o, más concretamente, al atractivo Johnny Depp, quien hasta con dentadura de oro y gesto de pirata conquistó con su carisma a cuantos participaron al estreno de Los piratas del Caribe: el cofre del hombre muerto, segunda parte de una trilogía que anda en construcción.

Keira Knightley, de blanco en el Caribe
Y mientras Johnny Depp paseaba por la alfombra roja como la estrella que es (por la primera parte de Piratas del Caribe se ganó una merecida nominación en los Oscar); sus compañeros de reparto hacían lo propio. Keira Knigthley -que apareció al premiere con un vaporoso vestido blanco de Chanel poco apto para aventuras desbocadas por los mares del Caribe- y Orlando Bloom aparecieron radiantes en Disneylandia. El actor aseguró que, cuando acudió a la fiesta del estreno acompañado por su novia, la también actriz Kate Bosworth, se encontró a muchos seguidores que "habían acampado en la zona desde las seis de la madrugada con el fin -dijeron- de ofrecerme un botín pirata de abrazos, besos y obssequios".

Un estreno de primera
Los tres protagonistas llegaron a Disneylandia acompañados de una cohorte de amigos y seguidores. El gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, estuvo allí acompañado por su mujer, Maria Shriver; como también estuvieron el polémico cantante Marilyn Manson, el jugador de baloncesto, Dennis Rodman, o la actriz Jennifer Love Hewitt. La fiesta fue larga... y con la promesa de que el próximo verano, estos piratas volverán a la acción. En estos momentos se rueda la tercera parte... ¿Será una nueva trilogía cinematográfica llamada a hacer historia?

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más