Todo listo para la boda de Nicole Kidman y Keith Urban

  • El lunes, un día después de la boda, la familia Kidman tiene previsto ofrecer una barbacaoa a sus amigos desplazados a Sydney al los que pidieron que tuvieran libre todo el fin de semana, incluido viernes y lunes.

  • La luna de miel, dicen, serán en Fiji, en el exclusivo complejo Wakaya que tanto gusta a Nicole -suele alquilarlo al completo algunos días al año- porque consigue la intimidad que tanto anhela. Es posible, por otra parte, que la atención mediática les haya hecho cambiar de idea, y que finalmente vaya a Bora Bora, según apuntan otros.

  • El viernes hubo mucho movimiento de invitados arriba y abajo. Se dice que quizá hubo un ensayo de la ceremonia. A la actriz se la vio saliendo de casa de sus padres, momento en el que comentó "mis nervios están bien". Estos días Nicole ha declarado también que ella y Urban están "muy felices" y que sus planes para el sábado por la noche, víspera del enlace son dormir plácidamente. Mientras al parecer, Keith Urban tenía planeado una divertida noche en un exclusivo club de Sydney junto a sus amigos músicos que han viajado desde Nashville. Al cantante también se le ha visto por la ciudad y uno de los días se paró en un local para ver, el viernes por la mañana, el partido de fútbol que enfrentaba a Australia y Croacia en el mundial de Alemania.

  • "Nicole y Keith sólo quieren una boda normal y celebrar ese día con su familia y amigos" ha comentado Rob Potes, manager del cantante. "Ellos están muy felices de tener a su familia cerca en estos momentos, está realmente emocionados y muy felices por su boda". Cientos de periodistas y fotógrafos siguen cada paso de la pareja, que al parecer ha contratado un equipo de seguridad para que vele por la tranquilidad del día más importante de sus vidas.

  • Se esperan unos doscientos treinta invitados y la pareja ha querido proteger su boda de tal manera que según parece muchos de ellos no han sabido exactamente ni donde ni cuando tendría lugar el enlace. Entre los invitados estarán Hugh Jackman y su mujer, que han viajado desde Shangai, donde estaban por motivos de trabajo, Russell Crowe y Danielle Spencer, el magnate de las comunicaciones Rupert Murdoch y su esposa, (que también acudió la despedida de soltera) y Naomi Watts y el director Baz Luhrmann y esposa (la productora Catherine Martin) que se ocupará del vídeo de la boda.

  • El viernes por la noche, Nicole y Keith cenaron con Baz Luhrmann y su mujer, Catherine Martin. El realizador australiano, que dirigió la actriz en Moulin Rouge y repitió con ella en el anuncio más caro de la historia, el de Chanel nº5, es para ella "parte de la familia". "Estoy muy contento de estar aquí por una ocasión tan feliz" comentó el cineasta muy sonriente a la salida de casa de Nicole después de haberla visitado a su llegada a Sydney.

  • Se dice que la pareja ha firmado un contrato prenupcial, una práctica de lo más normal en Hollywood. La fortuna de Nicole se estima en unos 150 millones de dólares y aunque Keith ganó el año pasado 16 millones según una conocida revista, su patrimonio no alcanza el de su mujer. Si se separan, podría recibir 600 mil dólares por cada año que han estado casados.

    Más sobre: