Leonardo DiCaprio y Bar Refaeli, días de amor y turismo en Barcelona

Y hubo tiempo, como no, para el ocio y el turismo. Con las tres mujeres de su vida visitó varios de los edificios y lugares más emblemáticos de la ciudad condal como "La Pedrera" de Gaudí, en cuyas terrazas aprovecharon para inmortalizar el momento posando los cuatro, y el parque Güell, convertido para la ocasión en un enclave de lujo para el romántico paseo que dieron Leonardo y Bar por él ajenos a la curiosidad que despertaba su presencia.

Una mujer con carácter
Y en Barcelona se vio también que la nueva novia de Leonardo DiCaprio es una mujer de carácter y con las ideas claras. Ha sustituido a Gisele Bundchen en el corazón del actor pero nada tiene que ella que ver con la top brasileña pese a que ambas sean ‘ángeles’ de la firma Victoria’s Secret. Lo dejó claro en la prueba de vestuario previa al desfile de Pronovias. "No soy la nueva Gisele. Yo soy yo misma y tengo mi propio estilo" y recalcó que lleva seis años trabajando como modelo profesional y que el impulso que ha tomado su carrera en los últimos meses nada tiene que ver con su relación con DiCaprio. Y aunque ésta (se conocieron en una fiesta en Las Vegas) marcha viento en popa, la modelo vestida de novia dijo que aún no piensa aún en boda. "Desde luego no será ahora. Tengo 21 años y creo que aún tengo mucho tiempo para casarme".

De su famoso novio prefiere no hablar mucho, "aunque dice de él que es "una persona fascinante" y hace unos meses comentaba: "Leo y mi madre son los dos grandes amores de mi vida". Nacida el 4 de junio de 1985, Bar Refaeli comenzó a trabajar como modelo fotográfica a los quince años aunque su trampolín fue un concurso de belleza. Su fama traspasó fronteras hace dos años, al convertirse en la primera mujer israelí en aparecer en el afamado número de trajes de baño de la revista Sport Illustrated. Poco después la firma Victoria’s Secret la convirtió en uno de sus ‘ángeles’.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más