Leonardo DiCaprio y Bar Refaeli, días de amor y turismo en Barcelona

¿Habrá aprovechado su participación en la pasarela Gaudí Novias, rebautizada como BCN Bridal Week, para elegir vestido nupcial? Hablamos de Bar Refaeli, la guapa novia de Leonardo DiCaprio que la pasada semana se convirtió, blanca y radiante de Pronovias, en estrella de la pasarela barcelonesa. La relación entre la estrella de Titanic, de treinta y dos años, y la joven modelo de origen israelí, que acaba de cumplir veintiuno, se consolida a tan agigantados pasos como los que daba Pulgarcito con las botas de siete leguas. Vamos, que si todo sigue así, igual al actor, soltero de oro de Hollywood, le da por dejar de serlo. Aunque se les vio juntos por primera vez en un parque de atracciones de California el pasado enero, dos meses después de que Leonardo y la top brasileña Gisele Bundchen pusieran fin a cuatro años de intermitente noviazgo, lo cierto es que se han hecho inseparables en pocos meses y la joven parece ya una más en la familia de su novio.

Y para muestra, las imágenes de este reportaje. Quienes conocen un poco al protagonista de "El aviador" saben que adora a su madre, Irmelin y a su abuela, Helena hasta el punto de que les compró una casa en Malibú pared con pared con la suya para que estuvieran siempre cerca, y suelen acompañarle en las agotadoras giras promocionales de sus películas a lo largo y ancho del globo. Como ahora, aunque no se trate de ningún filme al que darle publicidad. En un descanso del rodaje de "The blood diamond" que le tiene entre Sudáfrica y Mozambique, el actor ha pasado unos días de descanso: se le vio primero en las pistas de tenis de París donde presenció uno de los partidos de Rafa Nadal junto a su madre y su abuela, y con ellas viajó también a Barcelona para acompañar a su novia mientras ésta atendía a sus compromisos profesionales.

Más sobre: