Sigue la guerra abierta entre Denise Richards y Charlie Sheen. Y es que el actor tendrá que seguir cumpliendo al menos hasta finales de junio la orden de alejamiento de 300 metros impuesta por un juez el pasado 21 de abril que le impide acercarse a su ex mujer y a sus hijas del matrimonio, Sam, de dos años y Lola, de 1, con excepción de visitas supervisadas.

Y mientras Denise Richards se dejaba fotografiar poco después del anuncio de su separación el pasado marzo en cariñosa actitud con Richie Sambora, guitarrista de Bon Jovi y a la sazón marido de su mejor amiga (evidentemente la amistad se ha deteriorado) Heather Locklerar, el hijo de Martin Sheen, que niega la acusaciones de malos tratos vertidas por su ex, se afana en mostrarse feliz junto a una nueva pareja. Hace unos días asistió al baile de la ‘Mariposa Crisálida’ en Los Ángeles muy bien acompañado Brooke Mueller, una inversora de bienes raíces y aspirante a actriz de 28 años que también responde al nombre de Brooke Allen. Los representantes del actor no han perdido el tiempo en confirmar que mantienen un romance: "Forman una pareja muy feliz", han comentado. Igual que la de Denise y Richie Sambora, que están de vacaciones europeas ajenos a todo lo demás.

Y eso que el músico, quizá para evitar batalla en los tribunales con Heather Locklear después de once años de unión, se precipitó a negar su romance con la estrella de Scary Movie. En un programa de televisión era la misma Denise quien hablaba de la existencia de la relación: "era lo último que buscaba. Es verdad eso que dicen de que las cosas suceden cuando uno menos se lo espera".

Más sobre

Regístrate para comentar