Jude Law y Sienna Miller, tercera oportunidad a su amor

Y un año después, así seguimos, deshojando la margarita. Jude Law y Sienna Miller parecen haber dado la enésima oportunidad al amor que un día les convirtió en una atractiva y admirada pareja y que ha estado navegando por aguas procelosas después de que el actor reconociese públicamente una infidelidad con la niñera de sus hijos, Daisy Wright, el pasado julio. Dos rupturas y dos intentos de reconciliación (con sonrisas y lágrimas, peleas en público, románticos viajes de fin de semana para intentar solucionar las cosas, encuentros y desencuentros) han dado paso a una nueva entente cordiale que podría tener fina feliz. Ya se sabe, a la tercera va la vencida.

Según la prensa británica, la pareja pasó recientemente unas vacaciones en el exclusivo complejo Bacara en Santa Bárbara y unas recientes palabras de Sienna a la agencia Associated Press dejan clara la situación por la que atraviesa la relación. Va "bien, es una bonita obviedad, estamos compartiendo cosas juntos". De paso la actriz desmentía un romance con Hayden Christensen, el conocido Anakin Skywalker de La guerra de las galaxias (aunque lo cierto es que fueron vistos abrazándose cariñosamente en el coche del actor canadiense a las puertas de su casa de Toronto el pasado marzo). Las declaraciones de la joven se vieron ratificadas por un paseo en público por las calles de Londres.

Una historia llena de altibajos
La historia de amor de Sienna Miller y Jude Law ha sido de lo más accidentada. Ya la querría para sí un guionista de Hollywood . Se conocieron a finales de 2003 durante el rodaje de Alfie. Entonces, el actor, uno de los hombres más guapos del mundo según People, se acababa de separar de Sadie Frost, con quien tiene tres hijos, y Sienna era una promesa -aún desconocida- del séptimo arte. Se comprometieron en la Navidad de 2004 y mientras todos pensaban que se darían el sí quiero, el actor le fue infiel. Tras la noticia, ella puso tierra de por medio para olvidar y centrarse en su carrera: "Estoy profundamente avergonzado y molesto por haber herido a Sienna y a la gente cercana a nosotros. No puedo defender mi actuación y lo lamento mucho", entonaba el mea culpa público Jude. Cuatro meses después la actriz, de 23 años, decidió darle una segunda oportunidad y juntos aparecieron en noviembre en el estreno de Casanova en Los Ángeles. La actriz, incapaz de superar el varapalo de la traición, volvió a abandonar a su novio a mediados de enero.

Más sobre: