Cannes premia a las 'chicas Almodóvar'

El tándem Pedro Almodóvar-Penélope Cruz funciona. Vaya si lo hace. Director y actriz (grandes amigos, además) volvieron a triunfar juntos después de su última colaboración en Todo sobre mi madre. Fue en esta ocasión en la 59ª edición del festival de Cannes cuya clausura, después de diez días de glamour y estrellas, sirvió en bandeja la recompensa del buen trabajo al elenco de actrices de Volver con el premio colectivo de interpretación femenina.

Allí estaba nuestra actriz más internacional, fantástica Raimunda del cineasta manchego junto al resto de protagonistas, Carmen Maura, Blanca Portillo, Lola Dueñas y Yohanna Cobo. Un reparto de lujo para una película que, a pesar de no haber recibido la Palma de Oro, se perfilaba como una de las favoritas. El británico Ken Loach logró alzarse con el preciado premio por su película El viento que agita el centeno, un drama sobre la lucha por la independencia en Irlanda en 1920), mientras como mejor director fue elegido Alejandro González Iñárritu por Babel, protagonizada por Cate Blanchett y Brad Pitt, que excusó hace unos días su presencia del festival por el inminente nacimiento de su hijo (una niña que vino finalmente al mundo el pasado sábado).

Pero Almodóvar no se fue a casa con las manos vacías porque para él fue al estatuilla como mejor guión original, un premio que "me ha engordado, aunque me va a engordar inevitablemente más el premio a las cinco actrices porque ellas son el alma de la película. Sólo con su mera presencia han escrito la mitad del guión". Penélope le devolvió los halagos al director: "Este premio es realmente de Pedro. Eres el más grande, el mejor y el más valiente. Has puesto mucha magia en nuestras vidas. Gracias por lo que haces por las mujeres en todo el mundo". Una emocionada Penélope, vestida de rojo pasión, se dirigía al patio de butacas donde el director manchego escuchaba atentamente.

Más sobre: