Cruise, eufórico en Roma: 'Kate le da de comer y yo le cambio los pañales'

Cinco días después del nacimiento de su hija Suri, Tom Cruise ha cruzado el Atlántico en su jet privado para acudir en Roma a la cita que tenía prevista con sus seguidores. Lo cierto es que al astro de Hollywood no le apetecía nada alejarse de su pequeña pero los compromisos son a veces ineludibles y la promoción fundamental para que una película funcione. Un golpe de efecto digno del rey midas de la meca del cine y ocho horas han sido suficientes para que su estela quede intacta.

Apareció en el palacio Colonna en medio de la rueda de prensa, cuando ya nadie le esperaba (incluso se había retirado su silla, abrió la puerta y dijo ‘perdón por la interrupción) y después de haber dado un sonado plantón a los fotógrafos; ni Julio César vamos. Un vini, vidi et vinci a la velocidad del sonido. Menos mal que los periodistas estaban entretenidos por el resto del equipo, que sí asistió después al estreno, Philip Seymour Hoffman, ganador del Oscar al mejor actor por "Truman Capote", que interpreta al malo, Jonathan Rhys Meyers, que tras protagonizar "Match Point", de Woody Allen, interpreta a un agente secreto experto en transportes, los actores Laurence Fishburne y Michelle Monaghan y el director del filme, Jeffrey Jacob Abrams.

"Casi había decidido no venir hoy a Roma; no quería alejarme de la niña y de la madre, pero Katie me convenció y por ello mi verdadera misión imposible ha sido llegar aquí", señaló el actor, quien dedicó más tiempo a hablar de su pequeña princesa que del filme. "Estoy aquí, pero la cabeza la tengo en Suri y Katie", señaló el actor a quien al parecer acompañaban en el meteórico viaje sus hijos Isabella y Connor, adoptados durante su matrimonio con Nicole Kidman. "Cambio pañales todo el tiempo. Y he de decir que me encanta. Tenemos todo un sistema de organización. Ella la amamanta y le da de comoer y yo la ayudo con los gases y le cambio los pañales. Es trabajo en equipo. Divertido".

Ha sido esta la única comparecencia ante la prensa programada en Europa después de haber acortado su gira promocional. A Roma no le podía, sin embargo, fallar. Parte de "Misión Imposible III" se rodó en la capital italiana, ciudad que además guarda su historia personal porque fue allí donde el actor y Katie Holmes hicieron público su romance a finales de abril de 2005 cuando Tom acudió a recoger el premio David de Donatello que le entregó el cine italiano.

Más sobre: