El entusiasmo de Tom Cruise es cada día mayor desde el nacimiento de su hija, la pequeña Suri. Si antes del alumbramiento el actor se mostraba eufórico por los diferentes platós de televisión, ahora que ha visto la cara a su hija, Cruise no puede ocultar su felicidad.

Las únicas declaraciones que había hasta la fecha eran las que la estrella norteamericana había realizado a través de un correo electrónico a la presentadora de televisión Diane Swayer. Sin embargo, este fin de semana el actor asistió al programa 20/20 de la cadena de televisión ABC para hablar de su nueva película Misión Imposible III junto a su compañera de reparto Keri Russell y el director del filme J.J Abrams. Y como era de esperar, además de hablar de su proyecto cinematográfico, el actor no pudo evitar comentar su alegría ante el nacimiento de su hija. "La pequeña es maravillosa y el nacimiento transcurrió tal como quisimos que fuera", señaló el actor de 43 años. Y es que para Tom Cruise no hay nada mejor que ser papá. "Soy un hombre feliz, completo y al que no le importan las noches en vela. Fue algo espiritual, poderoso, indescriptible", dijo Cruise en televisión. "¿Qué palabras se pueden usar? Es algo que todavía estoy procesando y sigo reviviendo" (...) "Me siento extraordinario, no hay palabras para describir lo que siento. No he dormido en un par de días, pero no me importa, porque estoy muy feliz, además, ¿a quién le importa dormir? Tengo ahora una familia hermosa", precisó el actor.

Mientras al reciente papá vive entusiasmado con su retoño, el mundo espera ver la primera imagen de Suri, que se dice que podría venderse por cerca de dos millones de euros.

Más sobre

Regístrate para comentar