Angelina Jolie y Brad Pitt, de París a Namibia en busca de tranquilidad

Lo que no está tan claro es si Brad y Angelina han decidido simplemente pasar unos días de vacaciones o si su elección va más allá. Algunos rumores apuntan a que la actriz quiere que su hijo nazca en África, un continente por el que siente una especial predilección. Como aún parece que la cosa no está decidida, hay un equipo médico e infraestructura hospitalaria a disposición de Angelina, así como un jet privado preparado por si finalmente deciden regresar a Francia.

Memorias de África
La pasión de Angelina Jolie por África viene de lejos y su vinculación con Namibia es más fuerte de lo cualquiera podría imaginarse a priori. Cuando comenzó a preparar su papel en la película "Beyond Borders", en la que interpretaría a un ama de casa que abandona la tranquilidad de su hogar para luchar a favor de los refugiados, nadie, ni la misma actriz, sabía de lo premonitorio del argumento.

A mediados de 2001 la producción del filme se vino abajo pero Angie, como le gusta que la llamen, estaba tan entusiasmada con el proyecto que se esforzó en que finalmente se hiciera a la vez que comenzaba a ejercer con pasión su labor humanitaria como Embajadora de Buena Voluntad de Naciones Unidas.

La película se rodó al año siguiente y se estrenó en 2003 sin demasiado éxito de taquilla pero con un claro triunfo: el de haber cogido por primera vez en sus brazos a Maddox, el bebé que unos meses atrás se había cruzado en su camino en un orfanato de Camboya cuando rodaba "Tomb Raider"y que le fue entregado en adopción durante la filmación de algunas escenas de "Beyond Borders" en Namibia. Rodar esa película le cambió la vida a la actriz más rebelde de Hollywood: "Lo más emocionante fue que mi hijo vino a casa, que comenzó a vivir conmigo. Fue muy bonito porque aprendí mucho de las mujeres africanas de cómo cuidar a los niños. Fue muy especial porque todo era muy nuevo, sentí muchas emociones juntas", señaló. Hay más conexiones con África. Hace ahora un año, unas fotografías de Brad y Angelina en una playa de Mombasa (Kenia) jugando con Maddox confirmaban un romance del que se venía hablando desde hacía meses y en verano viajaban de nuevo al continente negro, en esta ocasión a Etiopía, para recoger a Zahara, la niña adoptiva de la actriz, que desde el pasado diciembre lleva, como Maddox, el apellido Pitt.

Más sobre: