Tom Cruise, a lo Top Gun, con su avioneta de nombre 'Bésame Kate'

Pocos días después, Tom y Katie aparecían en Australia, adonde viajaron para asistir al funeral del magnate de las comunicaciones Kerry Packer. Según parece, los médicos desaconsejaron a Katie, embarazada entonces de más de siete meses, que hiciera un viaje tan largo, pero ella hizo caso omiso para acallar así las malintencionadas voces que hablaban de ruptura. Que no engañe el aspecto dulce, romántico y sensible de Katie Holmes. De seguro tiene también estas cualidades, pero a sus veintisiete años, y según aquellos que la conocen, es una mujer de carácter y con las ideas muy claras cuyos padres, Martin -abogado matrimonialista y socio de una prestigiosa firma de Ohio- y Kathy -muy conocida por sus obras benéficas- le han inculcado un sólido sentido de la autoestima. Si, como se ha dicho, Tom está intentando dirigirla como una de sus películas, "no creo que tenga éxito", ha señalado un familiar de la actriz. De hecho, parece ser que Tom Cruise quiso casarse con de inmediato cuando supieron que esperaban un bebé y fue ella quien decidió posponer la boda porque quiere una ceremonia por todo lo alto y no podría haberla planificado tranquila durante el embarazo.

Una habitación blanca
Otros rumores señalan ciertas diferencias entre Tom Cruise y su futuro suegro, Martin Holmes, devoto católico como el resto de su familia, especialmente en lo que respecta a la Iglesia de la Cienciología, la creencia que profesa el actor. Según dicha doctrina los niños deben llegar al mundo rodeados de silencio y en este sentido parece que se ha ido preparando estos meses la joven actriz, que además ha seguido los consejos de otros amigos famosos de Tom que también pertenecen a la Cienciología, como Kelly Preston y su marido, John Travolta. Se apunta a que el alumbramiento se producirá en una habitación completamente blanca en la mansión que ambos comparten en Berverly Hills, cuyas vallas se llenaban estos días de carteles con instrucciones sobre el nacimiento del bebé. "Mantén el silencio y realiza lentamente y de forma controlada todos tus movimientos", puede leerse en uno de los letreros.

"Es un sueño hecho realidad. Me siento fenomenal, es muy hermoso. Nunca he sido tan feliz" y "Tom está sobrecogido por la emoción", fueron las primeras palabras de Katie Holmes en público tras conocerse que iba a ser madre. Por el momento nada hace presagiar un fin tan inminente de su noviazgo como se había anunciado y el nuevo miembro de la familia Cruise vendrá a consolidar una relación periódicamente salpicada de rumores. Para los escépticos, el actor volvió a repetir hace unos días en la revita Life Style que están muy unidos: " Ella confía en mí. Me conoce. Me ama" y añadió que se siente muy feliz junto a Katie:"Por eso me voy a casar con ella. Es divertida, aplaude lo que hago, y le encanta".

Más sobre: