Tom Cruise: 'Primero el bebé, luego la película y en verano la boda'

Suma y sigue. Y ya van doce meses de salto en salto por los sillones de los programas de televisión proclamando su amor a los cuatro vientos, recorriendo alfombras rojas de todo el mundo entre los besos y abrazos de su prometida, y en fin, presumiendo a diestro y siniestro de una almibarada historia de amor que no siempre convence a todos. Tom Cruise y Katie Holmes están a punto de ser padres (de una niña, según ha asegurado esta misma semana el programa de televisión Access Hollywood) que presumiblemente nacerá en las próximas dos semanas, y mientras llega el momento, el actor sigue de promoción con su película Misión Imposible III, que es estrenará el próximo mayo. Eso sí, pendiente en todo momento de su prometida aunque esté a más diez mil kilómetros de distancia.

Y es que él puede permitirse un avión privado con dos pilotos en alerta por si hay que despegar a toda prisa. Así lo dijo en Alemania, donde participó el pasado sábado en el programa "Wetten Dass" . "Si Katie llama, me voy de inmediato", señaló después de su aparición estelar sobre una moto, e insistió en que quería estar presente en el nacimiento. Asimismo el actor aprovechó su estancia para confirmar, en una entrevista, al diario Bild, que contraerán matrimonio en los próximos meses, aunque también dejó claro que la boda está en el tercer puesto de sus prioridades: "Primero el bebé, luego la película, y después, en verano, queremos casarnos. No voy a dejar que esta mujer se me escape".

Tom acalla también los rumores de crisis que circulaban hace varias semanas y que apuntaban a que él y su prometida estaban esperando el nacimiento de su hijo para separarse. Recientemente visitaron la tienda infantil Petit Trésor en Los Ángeles, donde pasaron horas eligiendo regalos y muebles para la habitación del bebé. Veinte mil dólares sumó la cuenta de lo adquirido…y había muchas cosas rosas, entre ellas un elefante de peluche que enamoró a la futura mamá.

Más sobre: