Nicole Kidman y Keith Urban viven una idílica luna de miel

Cuando uno es plenamente feliz al lado de otra persona, en muchas ocasiones sobran las palabras. Y eso parece ocurrirles a Nicole Kidman y su novio, Keith Urban cuando están juntos y comparten su tiempo libre en Nashville, corazón del country y lugar de residencia del cantante, que es una estrella en este género musical.

La actriz pasa ya más tiempo en aquella ciudad que en Los Ángeles o Nueva York, donde estaba viviendo antes de comenzar la relación y a las que sólo regresa para atender a sus compromisos. Ya a nadie extraña en la localidad verles relajados, disfrutando de un tranquilo almuerzo o paseando como cualquier otra pareja de enamorados en plena luna de miel. Un reciente domingo después de haber asistido a la ceremonia de los Oscar, a la que llegaron por separado evitando el paso público por la alfombra roja, se les vio en una tranquila terraza de South Street, una de las céntricas calles de Nashville. Y allí, sin hablar pero diciéndolo todo, la actriz leía tranquilamente el periódico mientras su novio hacía lo mismo con estratégicos intervalos para observarla furtivamente hasta que les sirvieron la comida.

Hubo tiempo de distensión para que Nicole presumiera, mirándose la mano en más de una ocasión, del fantástico anillo de diamantes que Keith le regaló el pasado octubre (momento en que surgieron los rumores de compromiso), nueve meses después de haberse conocido en una fiesta para personalidades australianas celebrada en Los Ángeles y tan sólo cuatro después de comenzar su romance en julio.

Campanas de boda
Por eso los rumores de boda les han perseguido en las últimas semanas. Primero se dijo que el enlace se celebraría en Australia -país en el que ambos se han criado, aún naciendo una en Hawai y el otro en Nueva Zelanda- el pasado 11 de marzo, pero finalmente no ha sido así porque la actriz habría cambiado de opinión en el último momento por la excesiva expectación suscitada "Odiaba el circo mediático que se había creado". La nueva fecha que se baraja es junio (entrado el verano Nicole tiene varios rodajes previstos) y el lugar Nashville en lugar de Sydney.

Keith Urban habló la pasada semana de la presión de la prensa en un programa de televisión: "Para mí no ha sido tan malo como todos piensan" y se refirió a su mansión como "nuestra casa". "Hay cosas que se quiere hacer juntos y es necesario que tu pareja esté allí, así que uno acaba aprendiendo los sitios más tranquilos a los que puede ir y dónde no deber para no volverse loco". Lo que parece casi evidente, aunque ellos no quieren confirmar nada, es que en su noviazgo suenan campanas de boda. "Está más feliz que nunca en su vida y no desea un noviazgo demasiado largo. Keith le propuso matrimonio en Navidad y ella está emocionadísima. Están felizmente enamorados", señaló un amigo de Nicole Kidman cuando se dijo que podría casarse a principios de marzo.

Más sobre: