Tom Cruise y Katie Holmes se preparan para la inminente llegada de su bebé

Rumores de crisis
Junto a Isabella y Connor, la pareja se mostró también ajena a los continuos rumores de crisis que salpican su relación desde principios de año. A principios de febrero la revista estadounidense Life&Style aseguraba a través de los testimonios de algunos amigos del actor que el noviazgo hacía aguas, y siguió insistiendo en dicha información a pesar de que Cruise amenazó la publicación con tomar acciones legales.

De acuerdo con la historia que se contaba, el amor entre la pareja, conocida por los medios de comunicación como "TomKat", había terminado por completo e incluso dormían en habitaciones separadas en su mansión de Beverly Hills y sólo esperaban el nacimiento de su hijo para separarse. El protagonista de Misión Imposible, sin embargo, desmintió tales rumores y aseguró que su relación continuaba al igual que los planes de boda. Pocos días después, Tom y Katie aparecían felices en Australia, adonde viajaron para asistir a un funeral, poniendo fin a las especulaciones. Al parecer, y siempre según dicha publicación, no estaba previsto que la actriz acompañara a su novio y se vio forzada a hacerlo para acallar voces malintencionadas a pesar de que los médicos le habían desaconsejado un viaje tan largo.

Por el momento nada hace presagiar un fin tan inminente de su noviazgo, ya que desde Australia, Tom y Katie viajaron con los hijos del actor a una paradisíaca isla del Pacífico Sur, en concreto han estado disfrutando de unas vacaciones en Raiatea, en la Polinesia Francesa, donde se alojaron en una un lujoso hotel construido a modo de palafitos -cabañas sostenida por pilares sobre el mar-. El que Isabella y Connor hayan pasado este tiempo con su padre, ha permitido a Nicole Kidman disfrutar de su relación con Keith Urban, quien la acompañó a la ceremonia de los Oscar.

Más sobre: