Sean Connery se recupera de una operación para extirparle un tumor

Sean Connery se recupera en su casa de las islas Bahamas, donde reside habitualmente con su esposa Micheline, de una intervención quirúrgica a la que fue sometido hace algunas semanas para extirparle un tumor renal según anunció ayer su portavoz James Barron. Al parecer le fue descubierto al actor, de 75 años, durante unos exámenes médicos rutinarios y después de la operación, realizada en un hospital privado de Nueva York, se encuentra "muy bien y en perfecto estado de salud". Connery, al que le eliminaron ya varios quistes benignos de la laringe hace unos años, no parece preocupado por el nuevo percance médico. No surgieron complicaciones en la operación, lo que ha contribuido a la rápida recuperación y según informaba, además, su hermano Neil, el tumor es de naturaleza benigna y el actor se muestra "muy optimista".

Convertido siete veces en James Bond en filmes rodados entre 1962 y 1983, Sean Connery, que fue nombrado Caballero del Imperio Británico en el año 2000 por la reina de Inglaterra, ganó un Oscar en 1988 por su trabajo en Los intocables de Eliott Ness y recientemente ha reconocido que sólo volvería al cine si se le hiciese una oferta "monumental" (podría ser la nueva entrega de Indiana Jones junto a Harrison Ford). Asimismo el actor escocés ha señalado que le gustaría fundar unos estudios cinematográficos en Glasgow y Edimburgo y que llegó a ofrecer 1,75 millones de dólares al Gobierno de Tony Blair para financiar el proyecto.

Más sobre: