Nicole Kidman lleva a Keith Urban a los Oscar

Siempre bella y elegante, Nicole Kidman ha despertado admiración en la alfombra roja de los Oscar. La actriz, que entrega el primer premio de la velada, al actor de reparto, luce melena natural y un elegante vestido en tonos crudos con escote palabra de honor. Su llegada al Kodak Theatre era una de las que más expectación creaba porque se esperaba que pudiera atravesar la pasarela acompañada por su novio, el cantante de country Keith Urban, especialmente después de que se les viera en los Grammy por primera vez de la mano en un acto público (aunque tampoco posaron juntos a la llegada).

Los rumores insisten en que su boda se celebrará dentro de unos días -presumiblemente el 11 de marzo- en Australia, aunque no hay ningún tipo de confirmación al respecto. La actriz prefirió no exhibir su noviazgo sobre la alfombra roja pero su novio la acompañó en la gran noche del cine (al igual que, como decíamos, ella hizo lo propio en la gran fiesta de la música hace quince días).

Otra de las actrices esperadas era Jennifer Aniston en su primera aparición en los Oscar desde su separación de Brad Pitt (antaño pareja muy admirada y asidua en la ceremonia). La estrella de Friends, que ha rehecho su vida con Vince Vaughn, llegó sin embargo sola, enfundada en un elegante vestido negro y con su larga e imitada melena al natural. Lo que quizá no esperaba la actriz fue toparse con una de las primeras bromas de Jon Stewart, el maestro de ceremonias, cuando afirmo: "Celebramos la excelencia de la cinematografía. No contemplan millones de personas. La mitad de la luna está en proceso de ser adoptada por Angelina Jolie". No hace falta recordar que su ex marido, Brad Pitt ha dado sus apellidos a los hijos de Angelina y además la pareja espera su primer hijo en común para junio.

Más sobre: