No pudo ser para el español Alberto Iglesias, candidato a la banda sonora por El jardinero fiel. Con seis Goya en su haber, el compositor se mostraba encantado sobre la alfombra roja: "Es una locura que estamos viviendo con mucha ilusión. Este pasillo es trepidante y el marco es impresionante". Pero en los Oscar se habló español, porque a Alberto Iglesias le ganó su ‘rival’ argentino, Gustavo Santaolalla que después de pronunciar su discurso de agradecimiento en inglés, dedicó unas palabras en español dedicadas al mundo latino. Y otra española derrochó belleza, la sevillana Paz Vega, vestida de Valentino, que acudió a la ceremonia invitada por Morgan Freeman, con quien rueda actualmente 10 Items or Less. No estuvieron en esta ocasión otros asiduos como Penélope Cruz o Antonio Banderas, quien declinó la invitación por encontrarse en Aspen.

Cabe destacar también que en el Kodak Theatre se oyeron otras lenguas, desde el maya de Mel Gibson en un video grabado en el set de su película Apocalypto que transcurre en el México precolombino, hasta el taiwanés de Ang Lee al recordar a su familia.

Alegrías y decepciones
No ha faltado la alegría de los premiados. Especialmente la de Taraji Henson y los Three 6 Mafia al ganar el Oscar por la canción "It's Hard Out Here for a Pimp" otra sorpresa de una velada en la que se daba por vencedora a Dolly Parton, en plena forma a sus sesenta años recién cumplidos; sin olvidar la de Paul Haggins al recoger el de mejor película, Crash su opera prima, cuando todos los pronósticos apuntaban hacia la controvertida historia de amor narrada en Brokeback Mountain. Tampoco han faltado las decepciones, quizá la de Joaquin Phoenix, acompañado por su madre, que vio sin embargo como premiaban a su compañera de reparto, Reese Witherspoon, o de Heather Ledger, el cowboy de Ang Lee, y de su pareja en el filme y en la vida real, Michelle Williams, que también optaba a Oscar, y que duda cabe de que la foto de ambos posando con la dorada estatuilla habría tenido su gracia. Se conocieron en el rodaje y de su unión nació hace unos meses su hija, Matilda, de quien Jake Gyllenhaal, el otro vaquero (Jack Twist), es padrino.

Felicity Huffman y sus compañeras deseperadas
Y la sonrisa mantuvo en su butaca Felicity Huffman, muy guapa por cierto con un vestido de Zac Posen, a pesar de que muchos creían que ella ganaría como mejor actriz. La actriz tuvo que retocarse el maquillaje porque durante su paso por el set de la cadena ABC antes de entrar en el Kodak Theatre le pusieron un vídeo de sus compañeras de Mujeres desesperadas dándole ánimos y las lágrimas no tardaron en asomar.

También hubo intensos momentos de emoción, como el Oscar honorífico a Robert Altman, o el recuerdo a los desaparecidos que se encargó de presentar George Clooney, con intensos aplausos cuando apareció la imagen de Chris Penn, hermano de Sean Penn, recientemente fallecido.

Más sobre

Regístrate para comentar