La alfombra roja se llena de 'glamour' y esplendor

Tras varios días en los que la lluvia amenazaba con aguar la ceremonia, se han podido retirar las carpas que cubrían el camino hasta la entrada del Kodak Theatre y el sol ha lucido finalmente en el cielo de Los Ángeles para iluminar a las estrellas en su tradicional paseo por los 150 metros de alfombra roja. El cine se homenajea a sí mismo esta noche, y se pretende recuperar la audiencia perdida en ediciones anteriores con el presentador y humorista Jon Stewart por primera vez como maestro de ceremonias.

Cuatro horas antes de inicio de la ceremonia, las estrellas ya están en sus limusinas. Tres mil quinientos invitados son muchos y el mar de coches colapsa las calles de Hollywood. Rachel Weisz, candidata por El jardinero fiel, ha sido una de las primeras en llegar con un vestido negro que delataba su avanzado estado de gestación y joyas de Chopard. Otra actriz británica nominada, la jovencísima Keira Knightley, de veinte años, también ha paseado a primera hora por la alfombrar roja con un espectacular collar de diamantes.

No olvidemos que ésta se convierte en un escaparate en el que las actrices compiten en belleza y lo que sucede sobre ella tiene más repercusión que las propias pasarelas de moda. Dolly Parton, que canta en la ceremonia, ha elegido el rosa y bellísima ha aparecido la modelo Karolina Kurkova. Heath Ledger ha llegado con Michelle Williams ambos candidatos por Brokeback Mountain. En el rodaje del filme de enamoraron y de su unión nación hace unos meses su primera hija. Por supuesto, George Clooney, que prometió llevar el mismo esmoquin que ha utilizado en los últimos diez años, ha repartido humor y sonrisas a lo largo y ancho del paseo de las estrellas. El actor opta personalmente a tres Oscar a su llegada ha señalado que no está nervioso: "La noche va a ser fantástica". Antes que Nicole Kidman, una de las más esperadas de la noche, se dejó ver su gran amiga, Naomi Watts, ex novia por cierto de Heath Ledger, y Will Smith ha llegado con su mujer, Jada Pinkett. Jack Nicholson ha elegido la compañía de sus hijos, Lorraine y Raymond para asistir a la ceremonia.Dos eran las actrices más esperadas, Jennifer Aniston y Nicole Kidman. No por estar nominadas -presentan un premio- sino porque había gran expectación para ver si aparecían con sus respectivos novios, el actor Vince Vaughn y el cantante de country Keith Urban. Pero tanto Jennifer, vestida con un elegante traje negro y su melena suelta, como Nicole, con un palabra de honor en tonos crudos y su melena también natural, han preferido aparecer solas.

Más sobre: