Los cinco directores aspirantes al Oscar posan juntos

Todos los años, generalmente antes de la entrega de los Globos de Oro, la revista Newsweek cita a cinco directores, y en una reunión tan original como divertida, hablan de sus trabajos. Pero este año, ha sido especial, y no sólo por la cantidad de películas controvertidas que se han estrenado, sino porque en un ejercicio de absoluta predicción, los que se sentaron a la mesa fueron finalmente los elegidos (semanas más tarde) para optar al Oscar a la mejor dirección. El próximo 5 de marzo serán rivales en el teatro Kodak de Los Ángeles, pero hoy, aquí, fotografiados en exclusiva, son un contento y dispar grupo de cineastas con un denominador común: su pasión por el cine. Durante más de dos horas, la reunión se desarrolla en un ambiente amable que permite risas, comentarios y bromas entre los presentes.

En este distendido encuentro está el veterano y aclamado Steven Spielberg ("Munich") , el maestro de origen taiwanés Ang Lee ("Brokeback Mountain"), los nuevos valores, Paul Haggis ("Crash") y Bennett Miller ("Truman Capote") y el casi debutante tras la cámara pero más que popular delante de ella, George Clooney ("Buenas noches y buena suerte"), que opta a tres estatuillas doradas en el mejor momento de su carrera. El ex medico de "Urgencias", tan socarrón y simpático como siempre, despierta las risas de sus compañeros y centra la atención, al igual que hizo la pasada semana en el tradicional almuerzo con el que la Academia de Hollywood agasaja a los nominados en el hotel Beverly Hilton.

-Sus películas no han pasado desapercibidas, han provocado todo tipo de reacciones:
Paul Haggins: "Lo peor que puedes hacerle a un cineasta es salir del cine y decir : "Era una película bonita." Pero si puedes hacer que la gente hable de ella en la calle… Todos buscamos disensión, y nos encanta afectar al público. George, recuerdo que salí de tu película…" Bennett Miller: "… a la mitad… (risas)."
PH: "Uno de "Buenas noches y buena suerte" y quiere ir a tomar café con sus amigos y hablar de ella".
Steven Spielberg: "Vuestras dos películas hechizan al público, porque no precipitáis vuestras escenas. No corréis para llevarnos a cualquier sitio. Vais despacio y apreciáis cada detalle. Es un ritmo muy hermoso."
Ang Lee: "Si la película es tranquila siento que el público está animado. Uno de los momentos más poderosos en "Capote" es hacia el final, cuando él está tumbado en la cama. No hace nada y nosotros lo hacemos todo por él".

Más sobre: