Julia Roberts, nueva vida en la Gran Manzana

América ha recuperado a su novia. Julia Roberts, que decidió tomarse un descanso tras la llegada al mundo de sus mellizos en noviembre de 2004, está dispuesta a conquistar una vez más el corazón de sus compatriotas, quienes esperan su regreso como agua de mayo. Será el próximo 28 de marzo y no en la gran pantalla, sino sobre las tablas de Broadway en el que supondrá el debut teatral de la actriz mejor pagada de Hollywood (a pesar del paréntesis profesional sigue ocupando el primer puesto en la lista de las más poderosas).

Localidades agotadas
La estrella estará en cartel con la obra Three Days of Rain hasta el 18 de junio -las localidades prácticamente se agotaron en pocas horas y ser prevé que antes de la primera función, la producción habrá recaudado diez millones de dólares- lo que la obligará a trasladarse a Nueva York durante este tiempo, y es más que probable, por no decir seguro, que la acompañarán su marido, Danny Moder, cuando su trabajo se lo permita, y los niños, Finn y Hazel, de quince meses, de los que la actriz no se separa. Por el momento se ha podido ver a la feliz pareja -no hay rastro de las supuestas y continuas crisis que se atribuyen a su unión- realizando algunas compras en la Gran Manzana y ultimando los detalles de su estancia.

Su regreso al cine
La maternidad ha provocado un gran impacto en la vida de Julia. El nacimiento de sus hijos fue la realización de un sueño muy buscado y de ahí que eligiera dedicar más tiempo a su familia en su rancho de Taos, en Nuevo México, donde se ha mantenido alejada de las cámaras todos estos meses. Durante el último año y medio Julia, que tiene el privilegio de poder elegir sus trabajos con cuentagotas, ha participado sólo en dos proyectos compatibles con su nueva situación personal prestando su voz en las películas de animación Charlotte’s web (también participan en ella su gran amiga Oprah Winfrey y Robert Redford) y The ant bully.

Los seguidores de la protagonista de Pretty Woman, no deben sin embargo preocuparse puesto que sus contadísimas apariciones en público se van espaciando cada vez menos -hace poco abandonó su retiro para entregarle un premio a George Clooney- y después del teatro ya hay un primer proyecto para retomar su trabajo en el cine, la película Charlie Wilson’s War junto a Tom Hanks y dirigida por Sam Mendes.

Una nueva casa en Malibú
Los veinte millones de dólares que gana por película, le permiten a Julia tomarse unas vacaciones tan largas como quiera. Mientras tanto, se dice que ha decidido invertir parte de estas ganancias -20 millones de dólares- en una nueva mansión de ensueño que está construyendo en Malibú.

Más sobre: