La asombrosa casa de John Travolta en Florida, con aparcamientos para sus propios aviones

ESPECIAL CASAS

La mayoría de la gente se contenta con tener un garaje en el que aparcar su coche, pero la estrella de Hollywood John Travolta ha logrado poseer uno mucho más grande y mejor, con pista de despegue y aterrizaje para sus dos aviones "jet". Esta condición extraordinaria fue la inspiración para el diseño de la magnífica casa del actor en Ocala, Florida, que ahora puede admirarse en un nuevo libro: "Hollywood at Home: Architectural Digest" ("Revista de Arquitectura: Hollywood en Casa").

Diseñada según la sala de espera de un aeropuerto de los años cincuenta, la espectacular construcción de cemento y cristal de 837 metros cuadrados hace alarde de seis dormitorios, piscina exterior, campo de golf, dos hangares de tecnología puntera, una simulada torre de control y, lo más importante, una pista de despegue y aterrizaje de casi 2,4 kilómetros de largo.

Una vez en tierra, los aviones de John, el Boeing 707 (valorado en 85 millones de euros) y el "jet" ejecutivo Gulfstream II, se aparcan a menos de 30 metros de distancia de la casa para que su dueño pueda salir de la carlinga y entrar en su salón. "John siempre soñó con tener aviones en su patio delantero —y poder verlos por las ventanas de todas las habitaciones—, para que cuando quisiera ir a cenar todo lo que tendría que hacer sería salir de la puerta de casa, entrar en el avión y "marcharse zumbando"", explica la actriz Kelly Preston, su esposa desde hace catorce años.

Utiliza sus aviones para ir a rodar
Volar no es sólo un "hobby" para la estrella de "Pulp Fiction" y "Fiebre del sábado noche", es una pasión que revela casi cada parcela de su vida. Aún recuerda tiernamente la primera vez que voló a la terminal de TWA en el aeropuerto John F. Kennedy, de Nueva York, cuando tenía diez años. Esa experiencia le causó una impresión duradera y actualmente posee un carné de piloto comercial —desde hace dieciocho años—, además del certificado médico superior para pilotos. El año pasado incluso pilotaba todos los días para ir a trabajar, ida y vuelta, cuando estaba rodando la película "The Punisher" en Tampa (Florida). "Cuando era niño, me imaginaba que para finales del siglo XX todos tendrían su propio avión en su patio trasero —explica—. Esto no sucedió, pero confío en que algún día sea así".

Los aviones de John Travolta pueden verse a través de las elevadas ventanas de color azul de todas las habitaciones principales de la casa, y el tema de la aviación continúa dentro de la mansión con aviones a escala y fotos.El terreno en que está construida la casa ya tenía una pista de aterrizaje de 2.289 metros para aerotransportar animales salvajes, pero John, la ha alargado y reforzado. "Construir un hogar puede ser el reto más difícil al que uno pueda enfrentarse —admite el actor, de cincuenta y un años—. Me llevó ocho años ponerlo en marcha...". Sólo la construcción llevó dos años, y John y Kelly se mudaron a los aposentos para invitados durante algún tiempo para vigilar el desarrollo de las obras. El diseño interior empezó con una de las otras pasiones de John: la gastronomía. "Comenzamos con la cocina, porque, como Kelly constató, todos terminan por acercarse a la comida", dice. De hecho, hay dos cocinas —una para comidas "serias", la otra para refrigerios más ligeros—, rodeadas por tres zonas de comedores de diseño abierto.

Más sobre: