Jane Fonda

Henry Fonda, que conocía el carácter belicoso de su hija Jane, temía que ésta hablase de la guerra de Vietnam si le daban el premio por Klute, aprovechando la audiencia millonaria. Le imploró que no escandalizase al auditorio, y cuando Jane subió a recoger la estatuílla, dijo: "Es un desafío hablar, pero... esta noche no voy a decir nada".

Más sobre: