Brad Pitt y Maddox, padre e hijo se divierten en las calles de París

Una familia feliz
Lo único que queda claro por el momento es que han fundado una feliz familia y que están siempre pendientes de Maddox y Zahara. Por este motivo, muchos de sus planes, como una pareja de papás cualquiera, giran entorno a los niños. En París se les ha visto en jugueterías, en el circo, visitando la actriz con su hijo el museo D’Orsay, o más recientemente montando en el tiovivo (Angelina y Maddox bajo la atenta mirada del actor que se quedó con Zahara) y comiendo algodón dulce cerca de la Torre Eiffel (un testigo, haciendo gala de su buen humor, afirmó al ver a la actriz: "Elle est trés Jolie"). Brad y Angelina ya no se esconden y disfrutan de cada momento juntos.

Al actor, que siempre había deseado tener hijos, se le ven encantado con los pequeños a los que ha dado su apellido, especialmente con Maddox, de 4 años, con quien cada día se muestra más unido. Mientras Angelina recibía una clase se vuelo en Le Bourget, el actor enseñó al niño a conducir un pequeño coche de carreras teledirigido. Claro que para seguir el ritmo del niño Brad tuvo que correr, saltar y arrastrarse por el suelo, algo que no le dolió en prenda si el resultado era una sonrisa de su hijo.

Oficialmente divorciado desde el pasado 2 de octubre, Brad y Angelina comenzaron a dar una serie de pasos que llevó a la normalización de un noviazgo que se habían empeñado -sin éxito- en mantener oculto durante varios meses. Según ha publicado el Sunday Express, el actor y su ex mujer, Jennifer Aniston, han llegado a un acuerdo: la estrella de Friends se quedará con la mansión valorada en 25 millones de dólares que la pareja tenía en Beverly Hills, mientras que el protagonista de Troya se encargará de la productora que fundaron juntos, Plan B.

Más sobre: