Sigourney Weaver y George Clooney, 'glamour' en el Festival de Berlín

Alfombra roja sobre fondo de nieve. Así se inició la 56 edición del Festival de Cine de Berlín, uno de los históricos de Europa, junto al prestigioso de Cannes y el no menos reconocido de San Sebastián. Y caminando por esa alfombra roja (paradigma ya de toda celebración que se precie del Séptimo Arte) se pudo ver a una espectacular Sigourney Weaver (la actriz, a sus 56 años, parece estar viviendo uno de sus mejores momentos) del brazo de Alan Rickman, el actor británico que le acompaña en Snow Cake, la coproducción canadiense y británica que se ha presentado en Berlín. Atrás queda la fuerza que volcaba Sigourney Weaver en la teniente Ripley (la mujer valiente de las cuatro secuelas de Aliens); en esta ocasión, la actriz se ha puesto en la piel de una mujer autista en Snow Cake. Aplaudida por el público en su estreno berlinés, ésta ha sido, sin embargo, una de las 19 películas que compiten por el Oso de Oro y los Osos de Plata este año.

La valentía de George Clooney
Si Sigourney Weaver ha aportado esas notas tiernas en la inauguración del festival, George Clooney (aclamado, perseguido y agasajado por todos sus seguidores) ha acudido para promocionar su última película, Syriana, un thriller político con espionaje made in la CIA incorporado. Acudió solo el actor, sin ninguna fémina a su lado. Y es que, si se hace caso a los rumores que circulan por Hollywood en los últimos días, el galán más emblemático del cine actual podría estar viviendo un romance con una "mujer desesperada", aunque no ha sido confirmado por ninguna de los dos.

Al más puro estilo alemán
Entre rumores, buen cine y mucho frío en las calles, el festival se caracteriza por su puntualidad y mucha organización para hacer posible un festival que parece un maratón. Y no de estrellas, sino de filmes. A lo largo de diez días se proyectarán 360 películas de 50 países distribuidas en distintas secciones. Pero sólo 19 entran en concurso y se enfrentan al veredicto del jurado. Un jurado presidido en esta ocasión por Charlotte Rampling, secundada por el actor alemán Armin Mueller-Stahl, el artista estadounidense Matthew Barney y la actriz coreana Lee Young Ae, entre otros. Charlotte Rampling aseguró en la rueda de prensa previa a la inauguración del festival que hará todo lo posible por promocionar "el cine políticamente comprometido y artísticamente estimulante". Todo un reto.

Más sobre: