Jennifer Aniston, una enamorada en Las Vegas

Y mientras Brad Pitt está en Berlín ‘luchando’ contra las decenas de fotógrafos que siguen todos sus pasos, su ex mujer, Jennifer Aniston, amenaza con contar en un libro la pesadilla que vivió con su divorcio. Según fuentes de la revista Life & Style Weekly la actriz ya ha empezado a escribir impulsada por sus amigos de la serie Friends y especialmente por Courteney Cox. "Tiene todo el material que necesita para escribir un gran best seller: la historia de una chica buena que perdió al amor de su vida por una mujer fatal", indica la citada fuente.

Superada la mala etapa, Jennifer ya habla sin reparos de ese capítulo de su vida, según parece, y señala como una de las causas del fin de su matrimonio la exposición pública del amor y la felicidad que vivía al lado de Pitt. A Jennifer le costó varios meses superar su nueva situación sentimental después de siete años junto al protagonista de Troya, pero un elemento clave en la recuperación de su corazón ha sido el actor Vince Vaughn, quien curiosamente trabajó con Brad Pitt y Angelina Jolie en la película Sr. y Sra. Smith, y con quien está pasado unos días de vacaciones en Las Vegas. Antes de filmar juntos The broke up el pasado mayo ya se conocían, pero durante las semanas de rodaje en Chicago se intensificó la amistad y los sentimientos. Ahora la estrella de Friends vive una nueva y muy feliz etapa y asegura en una entrevista a la próxima edición de InStyle estar lista para fundar una familia, algo que su ex marido ya ha hecho (dentro de poco la familia Jolie-Pitt será numerosa). "Me gustaría tener un par de niños, ¿quién sabe? Espero estar en vías de comenzar una familia el próximo año".

Ella asegura que le ha costado un año superar su ruptura matrimonial -esta se produjo en enero del pasado año, aunque como decíamos lleva algunos meses con Vince Vaughn. "Nunca me vi diciendo: voy a comenzar a salir con alguien otra vez. Un día despiertas y dices: me dan ganas de comenzar esto ahora. No lo planeas. Sólo sucede", confiesa, y afirma, según reporta el Daily Mail que la próxima paternidad de Brad Pitt más que afectarle ha sido algo que le ha ayudado a seguir adelante porque ha permitido que la prensa la desligue por completo de su ex marido. "Me siento bien por que todos hayan superado eso (el divorcio Pitt-Aniston)". A la actriz le ayudó a pasar página su capacidad para reírse: "Puedo reírme incluso en mis momentos más oscuros. De verdad que sí. Particularmente cuando nadie más se reiría. El año pasado tuve algunos momentos oscuros y gracias a Dios supe como reírme de ellos para superarlos".

Más sobre: